miércoles, diciembre 31, 2008

Vagones: Mirando atrás para luego mirar hacia delante…

Cada año, en diciembre, cuando el calendario llega al día 31 todo se convierte en un cumulo de situaciones llenas nerviosismo y ganas de desprenderse del pasado. La gente prepara una cena de fin de año, se visten de gala (o no) preparan cotillones y las uvas, peladas y sin pepitas (o no) y se formulan millones de deseos. No se, es como si de repente uno se quiere desprender de un traje sucio, de esos que hemos llevado todo el año y ahora toca ponernos uno nuevo, blanco inmaculado, reluciente, cargado de buenas intenciones… Hay mucha prisa por hacerlo, la misma prisa que nos impulsa a comer las uvas con celeridad, no sea que el año que nos deja, aunque agonizante, tenga la suficiente fuerza para agarrarnos de los tobillos y no nos dejarnos cruzar el umbral de un año nuevo. Es curioso pero eso le sucedió a mi padre, justo en la frontera del 2003 al 2004. Era tan British, tan puntual, que decidió morir junto el día que el año cambiaba de apariencia.

No soy de los que se traumatizan con una fecha de la muerte de un familiar, ni mucho menos en una fecha tan representativa como la noche del 31 de Diciembre. Son cosas que pasan, simplemente eso. No me deprimo y me encierro en una habitación y lloro y cosas de esas. Me gusta la Navidad, siempre he gozado de una muy buena Navidad en mi casa, junto a mi familia.

Cuando llega el momento de las uvas me gusta hacer un repaso de lo que de deja atrás. De lo que se queda de ese vagón que se deprende del tren y que no recorrerá más vías a nuestro lado; es un vagón ya viejo, usado con cierto olor a rancio por donde se han paseado muchas personas, muchos sucesos, muchas vivencias…

No hay que tener miedo a mirarlo, echarle un último vistazo. Allí se quedan muchas cosas, cosas que muchos desearíamos que continuasen a nuestro lado pero que se quedaron descarriladas a medio camino. Yo oigo el maullido de gatos, de mi Chuskete, que aun sigue en nuestra memoria pero que se queda irremediablemente en ese vagón no sólo, sino junto con su nuevo amigo, Ñasis, que duró a nuestro lado lo mismo que dura un suspiro, el último que dio sobre mis manos y que lo llevo automáticamente al cielo de los gatos donde le esperaban impacientes para regalarle unas divertidas y relucientes alitas. Si, aun los oigo maullar, están en ese vagón en el 2008 del convoy; se despiden de nosotros desde el fondo del mismo meneando la patita como esos gatitos que venden en las tiendas de los chinos y que dicen que dan buena suerte… nos miran con sus ojos miel, casi desesperados pero a sabiendas de que su camino dejó de formar parte del nuestro hace ya un tiempo.

Hay también gente que se queda en ese vagón. Gente que se aprecia y que lamentas que no te acompañen como Consuelo, de Fotogramas que desapareció tan repentinamente que aun, aquellos que tuvimos el privilegio de conocerla nos cuesta asimilarlo. Allí se queda ella mirando a través de una ventanilla, pensativa sin darse cuenta que su tren ya ha llegado a su destino…

Este año mi tren ha viajado mucho, ha conocido mundo. Ha cruzado el atlántico, incluso ha viajado a antiguos territorios de los soviets. También me he aproximado a la tierra de mis ancestros (por parte de padre) más que nunca anteriormente. Han sido viajes muy divertidos, llenos de aventuras y de anécdotas, algunas mostradas en este blog, otras aun por aparecer o puede que algunas se queden en el tintero.

En este vagón también ha subido gente nueva, otros se han bajado. Los nuevos, muchos de ellos son casi anónimos, y no me refiero a que no los conozca ni me haya interesado por conocerlos, todo lo contrario, me refiero a que son personas a las que aun he de presentarme y verlos, oirlos, tocarlos, lo más lejos posible de la pantalla de un ordenador. De momento estoy muy contento de haberos incorporado a mi vida, en serio, no me arrepiento de nada haberos conocido, mi curiosidad hace que tenga ganas de conoceros un poco más, si me permitís. En mi tren, en mi vagón hay sitio para todos...

Tampoco me arrepiento (pero en absoluto) de haberme quitado el lastre de personajes grises, nefastos y prescindibles que, a modo de esperpénticos espectros, habían tomado posesión de varios vagones de mi vida. Unos han sido tan leves, tan vacuos, con tan mínima importancia que de un simple escobazo (cual ratas de alcantarilla) han desaparecido fácilmente por las rendijas; otros ha costado un poco más, pero a base de rascar con constancia y de utilizar cubos y cubos de lejía han ido saliendo con más o menos facilidad. Aun quedan restos, pero espero que pronto vayan desapareciendo. Lo curioso es que una vez fuera del tren, este ha viajado mucho más ligero y con mucha más potencia.

Faltan muy pocas horas para el cambio de vagón. Le hago una última mirada, alguna lagrima se me escapa, es irremediable, pero son lagrimas tanto de tristeza como de felicidad. No ha sido un mal vagón. Ha habido de todo, sobre todo, lo más importante ha servido de base para formar una familia, acomodarla y sacarla a adelante. También me ha servido para luchar para que la otra parte una familia que se rompió, la que realmente me importa, trate de mantener la cordura..

Desde este blog os deseo ¡Feliz Año Nuevo a todos aquellos que realmente se lo merezcan y sepan hacer un buen uso de él!


sábado, diciembre 27, 2008

Comulgar con ruedas de molino

Estoy enfadado, mucho, no con la Navidad ni conmigo mismo, ni con nadie cercano a mí. Estoy enfadado con los responsables de Gran Hermano (programa que en su 10 edición ya he dejado de ver, pero no seguir de forma indirecta) y que en un alarde de cinismo, sobre todo por su cara visible llamada Mercedes Mila se han dedicado a fomentar el alcoholismo a través de los rayos catódicos.

Sí, es muy fácil promulgar contra los males del tabaco, como que por ejemplo mata a mucha gente y otras series de excusas de cajón muy propias de de mentalidades “oenegeras” chupiguays del paraguays… ¿Pero y qué sucede con el alcohol? Hace poco, alguien de la cadena, debido a la sucesión de quejas de espectadores acerca de por qué alcoholizaban semana sí semana también a los concursantes (para esta forma dar mucho más “juego”, aunque en el fondo también es más verles haciendo mucho más el ridículo denigrándolos como personas y convertirlas en desechos humanos), salió a la defensiva asegurando que allí, en la casa, el alcohol se controlaba muy mucho; se atrevió a decir que se les daba una copa de liquido etílico y con ella no sólo tenían que pasar la noche (y divertirse) sino también pillar un pedal que les hiciese irse de la lengua y por ende subir la audiencia (así fomentar mucho más dinero) transformando a los habitantes de Guadalix en “divertidos y deslenguados beodos”.

Sra Milá y compañía: el alcohol mata, no sólo mata a quienes lo consumen, sino aquellos que rodean a quienes lo consumen; puede que el tabaco sea dañino pero el alcohol, le aseguro, es mucho más perjudicial, humillante y vejatorio tanto para aquellos son consumidores como para quienes sufren las consecuencias (indirectas) de estos sujetos. ¿Cuánta gente muere sin remedio al toparse con un conductor borracho, ya sea por la carretera, por la calle o incluso paseando alegremente por la calle?

¿Cuántos mueren por ser atacados por un alcoholizado que no es dueño de sus actos? Si encima añadimos la de familias destrozadas por el alcoholismo (que sufren en sus carnes desde la violencia de género, la ruina o el asesinato por su culpa) creo que la balanza de afectados por tabaquismo comparada por alcoholismo se queda ridícula. Pero claro queda muy bien hacer ver que se lucha por una causa justa, aunque sólo sea sólo para dar el jeto.

En fin para la Sra Mila y su equipo de profesionales de Gran Hermano ver a los habitantes de Guadalix dando tumbos por el césped o soltando paridas no sólo es muy divertido, “Es una experiencia asombrosa, una muestra de auténtica vida en directo” sino que encima les aportan beneficios en forma de audiencia y por ello dinero. Eso es, vivir del ridículo y la vejación ajena…

Personalmente dimito de ver este tipo de programas, no me quiero sentir participe de esta degradación. Siento pena y sobre todo vergüenza ajena hacia aquello que lo permiten y se dejan manipular. Sí, vergüenza eso de lo que ustedes carecen y jamás poseerán en toda su vida.

miércoles, diciembre 24, 2008

Esta noche es nochebuena...

Que no vaya a felicitar las navidades a los lectores de este blog es un pecado mortal. Lo hago de todo corazón sobre todo deseando que la Navidad se celebre como Dios manda (valga la redundancia) Ya sabéis, es una fecha de nacimiento y de unión familiar, ya se que hay familias que prefieren tirarse los platos en la cabeza sobre todo con restos de pellejos de langostinos y croquetas compradas en el supermercado de los congelados de la esquina. No, la Navidad puede permitirnos reflexionar, ojo no perdonar ni perdonarse lo pecado bla bla bla y bla…

Yo no voy a ser mejor ni peor si siento a aquellos que me ofenden a mi mesa y compartimos un mendrugo de pan. No están las cosas para eso ni mucho menos. Faltaría más. Lo cierto es que no me apatecería. Lo del espíritu navideño no se… como que no me apetece nada. Los planes que tenemos en casa es ir hoy a casa de la suegra a cenar con tropecientas personas. Los niños se van con su padre, que después de mucho prometer llevarlos a un hotel y tal y cual Pascual el resultado final es ir a cenar en casa de una de sus hermanas (la del gilipollas que me amenazó de muerte) y que por un casual hoy compartirá cena con ellos ya que no está ocupando una celda en cualquiera de las prisiones que rodean Barcelona y de la cual se siente muy orgulloso de promulgar su paso por ellas a los cuatro vientos…

La habitación del hotel se ha convertido en humo y a cambio se quedarán en casa a dormir. Por cierto el capullo de mi ex cuñado pretendía también pasar la noche en mi casa (no se si con o sin novia)De momento su intentona ha fallado (aunque espero no encontrarme con la sorpresa de verlo tumbado a la bartola en el sofá de casa en cuanto regresemos de Gélida esta noche) Por cierto para los seguidores de La Sargento de Hierro… Parece ser que todos sus males se están volviendo en contra de ella. Tengo noticias de que su matrimonio hace aguas (por tercera o cuarta vez) y está pasando un mal momento. Eso o es una cantinela para mantener a su hermano fuera de su casa y cerca de la mía. Me apuesto algo a que esta hace las paces con sus esposo pasadas las fiestas. No se, tengo ese vano presentimiento. Si en cara dura y sinvergonzonería no le gana nadie, tampoco en gritar e incitar a la violencia. En todo caso si las cosas le van mal que se joda bien jodida, espero que le vayan peor por el bien de muchos, que digo muchos, por el bien de la humanidad.

¡Ay! Me encanta eso del espíritu navideño... Desear tantas cosas a la gente, los cercanos y los lejanos, los amistosos o los tocapelotas. Por cierto, una más de el capullo… Resulta que después de tratar que los niños me pidiesen asilo político para él (sienta un cabrón en tu mesa y te habrás ganado un pedazo de cielo o serás el hazmerreir de todo quisqui) se puso a soltar toda clase de paridas respecto a mi familia poniendo a mi madre de por medio. Se ve que se acuerda de lo amable (políticamente correcta) que fue ella con él durante las fechas, cuando su madre lo echaba de su casa y lo hacía dormir en un coche porque no le daba el dinero de su sueldo para irse al bingo con sus hijas a pulírselo… Resulta que le dijo a los niños que mi madre que era una santa (menos mal) le quería más a él que a mí, que mi madre murió en sus brazos (me imagino una imagen tipo Pietat de Miguel Angel con él y mi madre en sus brazos y me da hasta nauseas)aunque no se donde soñó tal cosa ya que le día que ella murió él estaba durmiendo la mona en su casa y con ella estaban mi padre y uno de mis tíos … Ah, también les dijo a los niños que mi hermana y yo éramos unos putos desgraciados… supongo que se refería por habernos cruzado con él (y habérsenos pegado cual lapa) hace mas de 20 años. Claro todo esto lo soltó con un par de jarras de cerveza. Luego pretendía que yo (como si fuese de su calaña) lo invitase a pasar las navidades alegremente con nosotros… o que mi hermana se tragase de nuevo una visita suya para oírle decir que la ama y que es la mujer de su vida (mientras la novia espera abajo en la sala de espera o en zapatillas en la habitación donde vive, como él realquilada) No si es que Dios da cerebro al que no se lo merece…

Cambiando de tema… Hoy he ido a visitar a la asistenta social. De momento va a mover cosas (yo hasta que no lo vea no me lo creeré) Vamos a solicitar ayuda psicológica a los niños (sobre todo a Adam después de sus episodios de agresión a gatos y hermana) y también las becas de comedor. Ayer nos llegó parte de la beca de libro de Laura (100 euros que hay que restar a los casi 600 que nos gastamos en ella) La beca de libros de Adam (100 euros más aun no ha llegado) Vamos a mover también las ayudas por acogida a menores (24 euros al mes por niño) menos es poco… y tenemos entrevistas con asistentes sociales para enero. También van a mover solicitar ayudas para tareas extraescolares de los niños (Teatro y deportes…)

Por otro lado. Ahora estamos ya a punto de finalizar el pago del divorcio de mi hermana (¡por fin!) y hemos aprovechado la paga extra (mía no que nunca he tenido de eso en mi vida) para arreglar un poco la casa (muebles suecos) que lo estaba pidiendo a gritos. Es poco lo que podemos hacer pero al menos quedará algo más decente.

El día de San Esteban traeremos a mi hermana a casa a comer y a que vea a los gatos que están hechos unos toros aunque son muy mansos y se dejan querer muy mucho.

Desde este humilde blog os deseo muy buenas fiestas. Que disfrutéis mucho junto a los vuestros o en compañía de amigos y mascotas y a los que realmente no se lo merecen que les den con el canto de los dientes…


viernes, diciembre 19, 2008

Como voces en la niebla

Estoy entre saturado y un tanto vagete. Me suele pasar en diferentes épocas del año que entro en una especie de ralentí que incluso acaba siéndome molesto. Ahora ando enfrascado en el fascinante y a la vez ocioso mundo de Facebook. Siempre me ha llamado la atención todo este tipo de mandangas virtuales. Espero desengancharme pronto pero he de decir que de momento, insisto me está fascinando. Veréis, es toda una alegría encontrarte con amigos de esos que un día desaparecieron entre la neblina del pasado y que, de vez en cuando, aun escuchas sus voces surgir entre las brumas (huy me ha salido una alegoría muy rimbombante a la vez que fantasmagórica) Pero sí, hay que reconocer que algunas voces que llegan son gratificantes, emotivas, es como cuando jugando con la OUIJA aparece tu tatarabuelo o la abuelita que se murió cuando tu tenias 5 o 6 años. También he de decir que a veces, de las mismas brumas de lo antiguo aparecen verdaderos espectros, seres tenebrosos, ya olvidados, a los que perfectamente y con algo de maña puedes dejar pasar de largo mientras te agazapas entre las sombras.



Reencontrar amigos...

Hay quien dice que cuando se pierde un amigo, de forma espontánea, no forzada, es que se termina con él o ella un trabajo en conjunto, algo pendiente de otras existencias… No os pasa a vosotros que, en ocasiones, os ponéis a pensar en qué momento o por qué motivo te alejaste de tal o cual persona, sin que haya un motivo aparente, nada negativo de por medio que fuerce la separación... Yo sí, muchas veces. Hay quien dice que mucha de la culpa la tienen los gustos personales, o el cansancio de lo cotidiano, la distancia o incluso la aparición de terceras personas… Sin duda hay algo de ello pero me aun así me sigue fascinando cual es la esencia por el que esa cuerda invisible que nos ata a todos de alguna manera se acaba aflojando y nos va alejando los unos de los otros. Si también es cierto que a veces esa cuerda solo se alarga y es fácilmente recuperable pero no deja de ser curioso.
Si la culpa la tienen los gustos personales eso quiere decir que todo el mundo, alguna vez en su vida, cambia; por lo cual la teoría que reniega de eso (los hombres y las mujeres nunca cambian) es incierta y nada valida… Pero ¿Es suficiente que los gustos personales sean los causantes del distanciamiento de una amistad? Para mí eso no tiene peso alguno, ergo la descarto. Lo bueno de la amistad es la variedad y los cambios de gustos no tienen que chocar con los sentimientos.
¿Y si la culpa lo tiene el cansancio de lo cotidiano? Ir siempre a los mismo sitios, tomar siempre los mismo, hablar siempre de lo mismo (de los mismos) contar una anécdota tuya una y mil veces como si no la hubieras contado nunca… Tiene más peso que la anterior cuestión pero se supone que los amigos (por tanto nosotros entre ellos) de modificar y buscar nuevos alicientes, claro siempre en el caso de que no se haya caído en el torbellino de lo monótono. En serio, hay gente adicta a la monotonía, yo los veo como auténticos robots.
¿Puede ser que la distancia sea la culpable? Es posible, pero mientras haya un mínimo de comunicación esa cuerda nunca se puede alejar mucho más de lo que deseemos. Internet es una buena herramienta para evitarlo. Además precisamente… ¿quién no tiene amigos en internet a los que sólo conoces ( y conocerás) a través de fotos o videos? ¿Quién no tiene amigos con los que mantiene una relación muy estrecha, intima y que en muchos de los casos nunca llegará a conocer debido a la distancia? Curiosa percepción que nos conduce a una distancia física pero no emotiva.

Y si la culpa del distanciamiento sean terceras personas…
Personalmente tampoco lo creo. Si puede ser en algunos casos, que la persona a la que nos unimos como pareja sea incompatible con las amistades que tenemos y mejor tener a los toros en el redil que sueltos a sus panchas. Entonces ponemos en una balanza dos tipos de sentimientos: Los emotivos/sexuales por un lado y los emotivos a secas por otro. Es curioso que a veces ganen más los instintivos ¿por qué será? Jajaja Aunque… en otras situaciones terceras personas pueden ayudar a fusionar lazos aportando amigos a nuestro entorno (y viceversa) y eso lleva a que entre esos amigos comiencen a estrecharse lazos de amistad tan intensa como profunda (no sexual necesariamente)
Sigo insistiendo que todas estas teorías son en lo referente a amigos que se pierden y que pese la distancia o el olvido siguen siendo amigos. Un amigo (si se le puede llamar a si) al que mandas a la mierda desde los cuatro puntos cardinales y su vida y milagros te importen un carajo (como si se quieren morir de repente) no cuenta. Los mecanismos de alejamiento son diferentes y más agresivos (aunque terriblemente aliviadores)

Otra cuestión mucha más profunda y misteriosa es: ¿por qué a veces tenemos tanto apego a alguien, una persona que conocemos, queremos pero no con el grado suficiente como para traspasar la barrera de lo intimo y personal (físicamente hablando)? ¿Por qué su distancia (o su retorno) nos conmueve de forma excepcional? ¿Qué representa esa amistad? No es un familiar, no es un amante (aunque una vez se traspasa la barrera de lo intimo el privilegio de la amistad se pierde definitivamente) ¿Qué es, insisto? ¿Por qué les damos a los amigos de verdad tanta importancia? ¿Será por qué nos evocan momentos del pasado a los que tenemos mucho apego? ¿Por qué son como prolongaciones nuestras, compañeros de viaje que, tarde o temprano, algo o alguien nos hace distanciar? ¿Qué es un amigo? ¿Por qué nos alegramos tanto cuando en contadas ocasiones nos volvemos a rencontrar?

sábado, diciembre 06, 2008

Ratas y ratones...

No es tan fiero el "ratón" como lo pintan... Me refiero, con este cambio de frase a doña Ángela Channing. Al final ha soltado su presa, es decir, ha dejado zanjado el asunto que la tenía con los cataplines entre mis manos (huy que extraño suena eso) y nos ha dado vía libre. Eso sí no llamó para comunicárnoslo ni nada por el estilo. Lo dejó en el aire a lo "búsquese usted mismo la vida. Tengo hora con la trabajadora social el 24 de diciembre (pre fun fun fun ) a las 10 de la mañana. No sé per mira por donde podría ser hasta un buen regalo de navidad, al más puro estilo novela Dickensiana.



La foto de la semana: ¡Qué bien se vive cuando se vive bien!

Los tres "leones" de la casa descansando después de una juerga "tocacojones" de correteo arriba y abajo.

miércoles, diciembre 03, 2008

Sopa de vivencias

En primer lugar, reconozco que he tenido el blog un poco descuidado estos días. La culpa la tienen la llegada de videojuegos masiva a mi casa y el descubrimiento de facebook esa herramienta web que hace que te aparezcan amigos y grupos donde charlar desde incluso debajo de las piedras (o como cuando abres una caja de donetes). Lo cierto es que facebook tiene su gracia. Hacía tiempo que había oído hablar de él (huy ya lo trato hasta como una persona y todo) pero fue por Nuri (la Ñuñi como la conocemos en casa) que me dio el punto para suscribirme, subir mi perfil, unas fotos y comenzar a surgirme amistades (algunas desde los remotos tiempos del instituto) y charla que te charla día y noche sin parar.


La primera cucharada: Sabor amargo

Aun no tengo noticias de los “avances” de Angela Channing, me da que nos ha vuelto a pegar el moco de nuevo. No podía ser de otra forma viniendo de ella. Nada bueno puede salir de su retorcida mente. A veces pienso que cuando hacen oposiciones para este tipo de trabajos siempre cogen a los más cabrones, los más incompetentes y más retorcidos que allí se presentan.

La segunda cucharada: Sabor ácido

Sin cambiar de tema, ya ha comenzado la navidad en las calles; y no me refiero a las luces, los comercios abarrotados (las primeras están, lo segundo sólo se ven en la imaginación porque las tiendas están más solitarias que un pueblo perdido en la Conchinchina.) No hay espíritu navideño… bueno quiero decir consumista. A lo que iba, llega la navidad y el alcalde de nuestra ciudad (un ser al que me da una grima tal que si lo viese igual hasta le lanzaría una tremenda arcada, por no decir un porrazo) saca sus coches de la guardia urbana en busca del apreciado aguinaldo.

Ayer vi a unos de estos secuaces del Sr Clos… digo Hereu patrullando por mi calle, poniendo multas a diestro y siniestro. Sobre todo a coches perfectamente aparcados (según ellos no) y motos subidas en la acera. Lo curioso es que durante el resto del año los coches y motos que han estado aparcados allí no han sufrido el acoso de semejantes chupópteros. Extraño ¿no? Lo que os digo, ayer no soltaban la libretita amarilla ni que les apuntasen con una recortada. Firmaron más autógrafos que el elenco completo de High School Musical a la salida de un colegio. Lo curioso es que, aun, a estas alturas de la función, no he visto aparecer a las grúas. Es raro porque el año pasado hacían cola en la calle para llevarse coches “supuestamente” mal aparcados al “concesionario” privado que tienen cerca de casa. Supongo que no tardará. Yo de momento espero que se les atraganten las gambas y los bogavantes que se van a jalar a consta del pobre contribuyente y eso que a mí no me afecta, pero muchas veces me siento como solidario.

La tercera cucharada: Extra picante

El viernes recibimos una “receta” de la compañía FECSA. La cantidad de dicha factura hizo temblar los cimientos de la casa y sobre todo pude ver a Miguel cabreado como una mona (y pocas veces lo veo así) ¿Qué de cuanto era la factura? Pues de 436€ nada más y nada menos. Estuve tentado en salir al rellano y mirar si el resto de vecinos de mi finca se habían conectado a mi contador. Uno ya no se fía de nadie. Pero no, llamé a FECSA y me comentaron que ya no tenía tarifa plana (una que contrató mi difunto padre y que pagábamos 65€ al mes) que por cierto iba de maravilla ya que si un mes no gastabas esa cantidad hasta te devolvían dinero. Es cierto, un par de veces lo pude comprobar. Pues nada, que me dice la teleoperadora que ya no tengo tarifa plana (todo ello sin avisarme ni por carta, ni por mail, ni por tam tam... ) porque me dijo que el gobierno tomaba el control de no sé qué de la compañía a primeros de año y ahora todos “semos” iguales y con las mismas condiciones… Vamos, como si todos fuésemos comunistas o algo por el estilo… Así que ahora pago bimensual con una lectura estipulada (?) (ponga usted un numerito después de los ceros) y otra real. Yo no sólo me cagué en los muertos de FECSA (la pobre teleoperadora la dejé en paz porque no tiene la culpa e igual mañana la han echado de su trabajo porque hay crisis) pero sobre todo en el gobierno y en el puñetero ministro/a al que se la ocurrido la idea de dejarme sin mi tarifa plana… Me da igual que sean Socialistas, del PP o de la madre que los parió. Una razón más para mandar más lejos la política y aquellos que se enriquecen vilmente a consta de llenar la cabeza de pájaros de quienes les apoyan y pierden su tiempo ragalandoles votos. Mira que no me hago anarquista porque sería tener que ser fiel unas ideas (extraño para un movimiento tan caótico) pero si cupiera esa posibilidad… pues creo que tampoco la tendría en cuenta.

La cucharada: Sabor extraño

Llevo unos días controlando al niño. Bueno en realidad llevamos unos días controlándolo todos los de la casa, incluido los tres gatos. Adam hace cosas raras. Bizarras. Sus víctimas son precisamente los gatos, en especial Lia la más pequeña. La gata le teme porque Adam se dedica a morderle las uñas hasta el extremo de hacerle daño. A Glondris lo hemos pillado con sangre en las patas, la única que se salva de los tres es Ñiñi (más conocida entre nosotros como Mi Lady) porque es mas cabrona y le puede dejar un buen recuerdo en la cara. Le he llamado al atención y el niño y me ha confesado que lo hace y que no lo puede evitar "es como una droga para mí". No sé pero creo que ha pillado a la más pequeña de los tres como víctima, no sólo le hace lo de las uñas, hay algo más que no me acaba de gustar… eso me da mala espina y muy mala leche ya que presenta patrones semejantes a los de su jodido padre. Por lo demás es un niño muy abierto, divertido y con una vocación actoral que en el colegio se ha convertido en todo un fenómeno de masas entre profesores y alumnos. Mañana tiene obra de teatro y precisamente él es el protagonista. Por lo que a mí respecta espero no tener en casa aun Dexter en potencia. Miguel me ha sugerido llevar al crio al psicólogo, cosa que no descarto.

jueves, noviembre 27, 2008

Duelo de Guitarras (Guitar Hero World Tour) entre desconsolados.com y FOTOGRAMAS parte 2



Este lo ganó él. Es que a mi Nirvana no me gusta. Lástima que no grabasen mi actuación con la batería en Beat It de Michael Jackson, o el cuarteto entre desconsolados.com, los 40 principales Catalunya, Activision (la responsable del juego) y FOTOGRAMAS tocando Band in The Run de The Wings o The Jocker de The Steve Miller Band. Prometo grabarlo nosotros un día en casa veréis lo bien que se nos dá a los 4 (Miguel cantando, Adam a la guitarra, Laura con la batería y yo con el bajo). Eso es coordinación y unión familiar y lo demás son leches...

Duelos de Guitarras (Guitar Hero World Tour) entre desconsolados.com y FOTOGRAMAS 1 Parte.



Hubo 3 rounds. Este que veis ahora lo gané yo jejeje. Que conste que me entreno en casa cada día con Rock Band (el juego de musica de la competencia) jajajajaaja.