miércoles, diciembre 31, 2008

Vagones: Mirando atrás para luego mirar hacia delante…

Cada año, en diciembre, cuando el calendario llega al día 31 todo se convierte en un cumulo de situaciones llenas nerviosismo y ganas de desprenderse del pasado. La gente prepara una cena de fin de año, se visten de gala (o no) preparan cotillones y las uvas, peladas y sin pepitas (o no) y se formulan millones de deseos. No se, es como si de repente uno se quiere desprender de un traje sucio, de esos que hemos llevado todo el año y ahora toca ponernos uno nuevo, blanco inmaculado, reluciente, cargado de buenas intenciones… Hay mucha prisa por hacerlo, la misma prisa que nos impulsa a comer las uvas con celeridad, no sea que el año que nos deja, aunque agonizante, tenga la suficiente fuerza para agarrarnos de los tobillos y no nos dejarnos cruzar el umbral de un año nuevo. Es curioso pero eso le sucedió a mi padre, justo en la frontera del 2003 al 2004. Era tan British, tan puntual, que decidió morir junto el día que el año cambiaba de apariencia.

No soy de los que se traumatizan con una fecha de la muerte de un familiar, ni mucho menos en una fecha tan representativa como la noche del 31 de Diciembre. Son cosas que pasan, simplemente eso. No me deprimo y me encierro en una habitación y lloro y cosas de esas. Me gusta la Navidad, siempre he gozado de una muy buena Navidad en mi casa, junto a mi familia.

Cuando llega el momento de las uvas me gusta hacer un repaso de lo que de deja atrás. De lo que se queda de ese vagón que se deprende del tren y que no recorrerá más vías a nuestro lado; es un vagón ya viejo, usado con cierto olor a rancio por donde se han paseado muchas personas, muchos sucesos, muchas vivencias…

No hay que tener miedo a mirarlo, echarle un último vistazo. Allí se quedan muchas cosas, cosas que muchos desearíamos que continuasen a nuestro lado pero que se quedaron descarriladas a medio camino. Yo oigo el maullido de gatos, de mi Chuskete, que aun sigue en nuestra memoria pero que se queda irremediablemente en ese vagón no sólo, sino junto con su nuevo amigo, Ñasis, que duró a nuestro lado lo mismo que dura un suspiro, el último que dio sobre mis manos y que lo llevo automáticamente al cielo de los gatos donde le esperaban impacientes para regalarle unas divertidas y relucientes alitas. Si, aun los oigo maullar, están en ese vagón en el 2008 del convoy; se despiden de nosotros desde el fondo del mismo meneando la patita como esos gatitos que venden en las tiendas de los chinos y que dicen que dan buena suerte… nos miran con sus ojos miel, casi desesperados pero a sabiendas de que su camino dejó de formar parte del nuestro hace ya un tiempo.

Hay también gente que se queda en ese vagón. Gente que se aprecia y que lamentas que no te acompañen como Consuelo, de Fotogramas que desapareció tan repentinamente que aun, aquellos que tuvimos el privilegio de conocerla nos cuesta asimilarlo. Allí se queda ella mirando a través de una ventanilla, pensativa sin darse cuenta que su tren ya ha llegado a su destino…

Este año mi tren ha viajado mucho, ha conocido mundo. Ha cruzado el atlántico, incluso ha viajado a antiguos territorios de los soviets. También me he aproximado a la tierra de mis ancestros (por parte de padre) más que nunca anteriormente. Han sido viajes muy divertidos, llenos de aventuras y de anécdotas, algunas mostradas en este blog, otras aun por aparecer o puede que algunas se queden en el tintero.

En este vagón también ha subido gente nueva, otros se han bajado. Los nuevos, muchos de ellos son casi anónimos, y no me refiero a que no los conozca ni me haya interesado por conocerlos, todo lo contrario, me refiero a que son personas a las que aun he de presentarme y verlos, oirlos, tocarlos, lo más lejos posible de la pantalla de un ordenador. De momento estoy muy contento de haberos incorporado a mi vida, en serio, no me arrepiento de nada haberos conocido, mi curiosidad hace que tenga ganas de conoceros un poco más, si me permitís. En mi tren, en mi vagón hay sitio para todos...

Tampoco me arrepiento (pero en absoluto) de haberme quitado el lastre de personajes grises, nefastos y prescindibles que, a modo de esperpénticos espectros, habían tomado posesión de varios vagones de mi vida. Unos han sido tan leves, tan vacuos, con tan mínima importancia que de un simple escobazo (cual ratas de alcantarilla) han desaparecido fácilmente por las rendijas; otros ha costado un poco más, pero a base de rascar con constancia y de utilizar cubos y cubos de lejía han ido saliendo con más o menos facilidad. Aun quedan restos, pero espero que pronto vayan desapareciendo. Lo curioso es que una vez fuera del tren, este ha viajado mucho más ligero y con mucha más potencia.

Faltan muy pocas horas para el cambio de vagón. Le hago una última mirada, alguna lagrima se me escapa, es irremediable, pero son lagrimas tanto de tristeza como de felicidad. No ha sido un mal vagón. Ha habido de todo, sobre todo, lo más importante ha servido de base para formar una familia, acomodarla y sacarla a adelante. También me ha servido para luchar para que la otra parte una familia que se rompió, la que realmente me importa, trate de mantener la cordura..

Desde este blog os deseo ¡Feliz Año Nuevo a todos aquellos que realmente se lo merezcan y sepan hacer un buen uso de él!


12 comentarios:

ISIUS dijo...

FELIZ AÑO NUEVO

Espero que es próximo año cuando mires tu vagón esté lleno de cosas maravillosas

Besazos

SisterBoy dijo...

¡Feliz año y que el que viene estemos al menos igual de mal que este!

KAMELUCHA--MELA dijo...

FELIZ AÑOoooo amigo foscardo,,
deseo de todo corazòn que estes de lo mejor,,,dentro de todo,,,
tienes razòn en lo que escribes,,a pesar de los pesares...me gusta la Navidad,,,me gusta no lo puedo remediar..,,,,y gracias por tus palabras,,gracias por siempre..---aiempre, por aquel viernes 30 de mayo en que una persona generesa me hizo ""El regalo""un cuento que me lleno el corazòn e hizo que mis ojillos,,uff ya cansados lloraran de emocion,,,siempre gracias,,
besotes para todos,,para esos lindos niños y un besazo para tu hermanilla....
besiños ,,ya desde Galicia....

La Casa Sin dijo...

Feliz y Bonito año nuevo!! Espero que todos esos días que huelen a limpito, a nuevo, a recién estrenado.. estén llenos de cosas buenas, alegres y positivas. De pasitos hacia mejores días, mejores momentos, soluciones...

Que el 2009 os vaya bien chicos!!

Saha

Anusky66 dijo...

Feliz año nuevo!!!!
Confío poder leer dentro de un año , que el vagón del 2009 ha estado repleto de : deseos cumplidos,recuerdos entrañables , viajes interesantes y sobre todo de gente que ha hecho agradable el trayecto.

Arganor dijo...

Feliz año nuevo Richard, feliz que seas muy feliz este año, que este año 2008 ha sido muy duro y aunque el que viene puede serlo por otro lado, al menos que tus emociones reposen un tiempo hasta que te recuperes.

Pero sé que eres fuerte y que una sonrisa, con la tuya, rompes en mil pedazos a cualquier enemigo.

Un fuerte abrazo y otro para Miguel.

Anónimo dijo...

Que este año tu vagon se llene de cosas maravillosas para ti y los tuyos, que os lo mereceis por luchadores, un besito de corazon
ion-laos

Anónimo dijo...

Hola Foscardo, soy Menta.

He entrado para desearte un FELIZ AÑO NUEVO!!

Que tal con tus sobrinos??, seguro que bien, los niños dan mucha alegria ( aunque sean ya un poco grandecitos).

Ah! que espero verte mas amenudo por el bolo, jeje.

Un beso.

Menta.

historia dijo...

Feliz año nuevo 2009, que te traiga cosas muy buenas y cargadas de alegrias´y mil cosas mas
HISTORIA

Anónimo dijo...

Te deseo un buen año, y no lo digo como rutina sino porque se que lo necesitas de verdad, no se como te saldría la reunión del día 24,pero con la Angela Chaning que ronda en los asuntos vuestros uno se puede esperar de todo.Suerte con el tema.

Y hablando de tu post anterior, el de las ruedas de molino y al que parecia que estaba haciendo referencia la milá con sus palabras en la gala del martes, que la den a ella y a su discurso en plan hay que ser modernos y aceptar lo que hay en ésta sociedad.

Un saludo.Adara

flor de te dijo...

Bon any firecracker man!!!!!!!! See you soon.

Esther Hhhh dijo...

Feliz año, Richard, espero que logres todo lo que esperas y que este vagón recién estrenado sea mejor, si cabe, que el del año pasado.

Muchos besos...

ConHache