martes, octubre 21, 2008

A veces veo videojuegos

Estoy saturado, pero sigo trabajando. Aunque a veces me lo tome con calma, estoy agotado. Me gusta escribir y me gusta mi trabajo, me gustan mucho los retos, tanto de los buenos como de los malos (que os voy a contar yo de eso que no sepáis…) Tengo fama de escribir muy rápido (aunque a veces se me quede alguna coma fuera de lugar o se me caiga algún que otro acento) a veces es por despiste y la celeridad, otras por culpa de la ligera dislexia que me ha acompañado desde mi más tierna infancia y que en ocasiones (sobre todo para leer) se vuelve como una maraña de moscas que se interpone entre el texto y mis ojos. Pero insisto, una vez más me gustan los retos (pero sobre todo escribir) y batallar sin tregua a la dama que confunde las palabras.

Para aquellos que desconozcan el mundo editorial os puedo decir que la semana (o semanas) de cierre son las peores semanas del mundo conocido y por conocer. Cuando trabajo en casa normalmente me limito a enviar los textos e imágenes a tiempo (un mes de antelación a cuando sale publicado, ahora ya estoy con diciembre y preparando enero) y santas pascuas. Muchas veces repaso el texto, el corrector del Word hace un 60% el resto lo hace la sapiencia humana.

Cuando llega estas fechas es cuando mejor me lo paso pero es cuando más agotado me quedo. Me he de enfrentar a un especial de 46 páginas para una de las revistas más importantes del mercado editorial. De esas 46 páginas por lo menos me libro de 10 (a veces algo más) páginas destinadas para la publicidad. El resto, salvo algún encargo a colegas del mundillo (este año muy pocos por temas de presupuestos) me lo como yo con patatas, berzas y tropezones de jamón. A veces trabajo contra reloj, eso me gusta, la subida de adrenalina y esas cosas… Me gusta mucho ver como se crea algo de la nada. Es difícil describirlo, pero es muy excitante. He de reconocer que la creatividad a veces brilla por su ausencia. Es texto puro y duro y con estilo como marca la editorial (nada de tacos y dejes y sobre todo educación en el trato al lector) Yo a veces lo he comparado como hacer una película, una especie de superproducción del estilo Star Wars, La Jungla de Cristal o El señor de los Anillos. Hay que darle forma con muchos artículos, alguna que otra entrevista, y numerosas fotografías. Otro trabajo es organizar las secciones, discutirlas con el director de la revista y compaginarlas con el director de arte; continua la cosa contactando con las compañías que distribuyen videojuegos o consolas y por encima de todo tenerlos a todos muy en cuenta y muy contentos. También organizo los concursos y coordino las colaboraciones especiales de otros colaboradores. Es como decir: Luces cámara, ¡acción!…. Un par de años me he encontrado haciendo dos especiales a la vez, uno para videojuegos y otro para ocio electrónico (TV, DVD, proyectores, mp3 y GPS) ésta último todo lleno de terminología y con cientos de imágenes y especificaciones técnicas para coordinar… ¡Ah!, y cada uno de ellos con el mismo número de páginas. No he tenido problema alguno. Es más, he disfrutado como un enano con ello. Eso sí, cuando los he terminado la sensación que me llena el cuerpo debe ser equivalente a la saltar al vacío haciendo puenting. Es única. No os digo el día que aparece en los quioscos, es como cuando vas a la nursery y ves a un bebe (tu bebé) recién nacido entre los otros niños.

2 comentarios:

KAMELUCHA--MELA dijo...

Me gusta ,,me gustan el dibujitoo,,
sabes,,??? me gusta dibujarr,
de vez en cuando lo hago,,
no bien,,no muy bien,,,pero ahi voyy,,,algo hice,,para publicidad siii hace un tiempito ,pero me gusta,,
aviiiiiisanosss,,,
que lindo,,,estoy haciendo unos dibujillos,,,haber,,haber,,
bueno tengo uno de un sol en mi pagina,,no lo has visto,,,jajjaja
no me hagas casoo,,,
con tanto trabajo,,que es maravilloso ya lo creooo,,
besitoss,,,,

amor dijo...

con nuestros blogs hacemos una labor editorial similar, salvando las distancias