lunes, noviembre 17, 2008

Extraños Aliados

Pensaba que era una cosa de las películas, de los culebrones, de los comics de superhéroes pero no, a veces en la realidad también sucede. ¿Quién me iba a mí a decir que después de todo lo sucedido iba a tener un día de estos la ayuda o apoyo del que un día nos aportó una serie de problemas? Porque lo que uno menos espera es que tu ex cuñado te eche una mano para resolver un tema (que por un lado también le afecta a él, aunque no directamente) del que incluso podría sacar beneficio (aunque no lo hace porque perjudicaría a sus propios hijos).

Como ya sabéis todos mi batalla personal con el EAIA, bueno, apunto, con una representante de este Equipo para la Protección de la Infancia (aunque dentro de poco pienso cambiarle el nombre por Equipo para Joder la Marrana a la Infancia) está en un momento crítico. Después de la visita nada fructífera con las asistentas sociales y su incapacidad (momentánea) por dar soluciones al extraño parón del caso de mis sobrinos no se me ocurrió otra cosa que acudir a la fuente del conflicto, bandera blanca en mano para ver si por lo menos al tener el caso abierto podrían ellos darme una solución.

El encontronazo fue telefónico, el viernes por la mañana. Tuve suerte de encontrarme con ellos al otro lado del teléfono, concretamente con la conflictiva Montse que me atendió de forma fría, aunque con algún toque amable pero nada, de esos de milésima de segundos. Le comenté lo sucedido con las asistentas sociales y le comuniqué (por si no lo sabía aun) que el caso aun seguía abierto, por lo que por lo menos esperaba una ayuda burocrática por parte de ellos y aligerar el proceso de petición de becas de comedor y ayudas. La tal Montse me dijo que ellos no podían ayudarme que eso le correspondía a la asistenta social, le conté de nuevo que a ellas les era imposible ayudarme porque el caso aun seguía abierto, también le puntualicé que ella me había comunicado en febrero que el caso estaba ya cerrado y en septiembre me lo volvió a comunicar su compañera Maite (que ya no trabaja con ellos) después de encontrarme que el caso aun estaba abierto. Entonces ella me comunico que ciertamente el caso no lo había cerrado, que lo mantenía abierto para seguir haciendo un seguimiento, bueno, no conmigo en mi casa pero si con el colegio y con el padre (¿) (vamos a la madre ni la mencionó porque para ella es como si fuese un trasto o un muñeco de peluche) Yo me pregunté entonces porque seguía haciendo un seguimiento al padre si los niños hace un año que viven conmigo… Cuando se lo fui a preguntar soltó una perla que me hizo olvidar la pregunta. “No te van a dar las becas” me sentenció (sólo faltaba decir “Porque yo me he encargado personalmente de ello…” o algo digno de Angela Channing o incluso Alexis Carrington…) me apuntó que las becas ya estaban cerradas y que por mucho que las solicitase no me las concederían. Yo le comenté que no era así que las becas hay plazo hasta diciembre para poder solicitarlas y enviarlas, ella me lo puso en duda (pese a saber que es cierto) sólo cesó en tratar de convencerme con ello cuando le dije que lo había consultado no sólo en la web de la Generalitat de Catalunya sino con el propio Bienestar Social. También le recordé que las había tratado de solicitar en septiembre cuando comenzó el curso y me encontré que ella no había cerrado el caso (cuando se me aseguró en dos ocasiones que sí había sido). Entonces de su boca escupió la perla negra más grande que pueda existir jamás, una del tamaño del Monte Olimpo de Marte: “Tampoco te las concederían porque no tienes la tutela de los niños” me dijo.

Yo flipé, en colores y en forma de dirigibles… Esta tipa o era idiota o se había dado un golpe contra la cisterna del WC. Me tocó disparar (porque además ganas ya le tenía) le dije que sí tenía la tutela pero que la patria potestad seguía siendo de los padres. Ella me lo puso en duda, con chulería, me dijo si se lo podía demostrar. Yo pensaba que se trataba de una broma o algo por el estilo pero os aseguro que de broma no tenía nada. Le dije que tenía la sentencia de la juez. Ella me insistió si podía enseñarle la sentencia (seguro que para convencerse de que estaba haciendo el imbécil porque sino no tiene otra explicación) Yo, con más paciencia que un santo le digo que sí, entonces ella me da día y hora para que le lleve los papeles y verificar ¡que no la estoy engañando!

Desde casa se me acaban los calificativos, creo que agoté todos los que existían y los que existirán de aquí a 49785678436378465 años cuando el sol ya no caliente la tierra y se la coma en una explosión…

Después de la charla hablo con Paloma. La abogada de mi hermana flipa el doble de colorines que yo (y eso que yo poseo una tabla cromática muy extensa que ríete tu los colores que ven las abejas) Me dice que le lleve los papeles a ver si se convence de que está metiendo la pata. Claro, también me apunta que al tener algo personal contra mí no se da cuenta de que está perjudicando a unos niños (de los cuales se supone que debe ayudar). Me sugiere que hable de nuevo con el Sindic de Greuges y vuelva a presentar una queja contra ella. Los llamó y no localizo a la persona que se encarga del caso, pero recupero el número de expediente y me piden que la llame el lunes, cosa que acabo de hacer y del que en estos momentos (10:21 AM) espero que se ponga en contacto conmigo.

Lo mejor de todo es que me quedo con el tema del seguimiento revolotenado como una mosca cojonera alrededor de mis orejas. Se supone que si el caso sigue abierto ha de haber seguimiento, eso es cierto, pero con los niños sobre todo ya que se trata de un estamento que vela por su bienestar y os puedo asegurar que ni los niños ni yo hemos tenido más contacto con el EIAS desde febrero que es cuando supuestamente ella nos citó para cerrar definitivamente el caso. Así que con la duda a cuestas me acerco al colegio y hablo con Silvia, la directora, para preguntarle que como va el seguimiento de los cojones con el puto EAIA de las narices… Silvia me mira raro. Se ríe y me dice que si estoy de cachondeo o qué. El EAIA no ha pisado el colegio desde mediados del año pasado que a lo largo de este año no han tenido contacto con ellos y que ya daba por sentado que el caso lo habían cerrado. Así que de seguimiento escolar nada de nada (a no ser que sigan a los niños a través de otro colegio, o como dijo Silvia hayan instalado cámaras invisibles por los pasillos y aulas del centro o hayan contratado trabajadores sociales disfrazados de alumnos…) Yo doy el tema colegio por resuelto, me queda averiguar otra cosa más para autoconvencerme de que la tipa del EAIA está metiendo una trola más grande que la perla negra que escupió su boca.

Por la tarde llamo a mi ex cuñado. Le pregunto si el EAIA habla con él o si sigue haciendo un seguimiento (cosa que pienso que es un absurdo ya que los niños no viven con él) Me contesta que no, es más se extraña que se lo pregunte porque él se pensaba que el caso estaba cerrado, es más, él mismo había hablado con la tal Montse poco después de la sentencia de la juez (por el mes de febrero) para comunicarle que los niños estaba ya conmigo, a lo que ella le dijo que entonces serraba el caso y lo pasaba a fiscalía. Cosa que no hizo.

El sábado por la tarde mi ex cuñado vino a casa para llevarse de paseo (con sus nueva novia) a los niños. Volvimos a hablar del tema y dentro de la charla surgieron cosa muy interesantes. También se confirmaron otros temas relacionados. Mi ex cuñado me comentó que la tal Montse me la tenía jugada, porque al parecer le había cantado las cuarenta (tras defender los derechos de mi hermana como persona involucrada en el caso ya que ella se había olvidado olímpicamente de su presencia y no la tenía en cuenta) y eso a ella no le había gustado, vamos que la tipa estaba acostumbrada a hacer lo que le salía de las narices (por no decir otra cosa) y ahora que alguien le había replicado y puesto en su sitio había pillado la rabieta y de ello había brotado el odio. Mi ex cuñado me comentó el acoso que había sufrido por parte de la tal Montse no sólo su abogado, aguantando insultos e improperios hacia mi persona (eso ya lo conté antes en el blog) sino del acoso que sufrió él por parte de la tipa para convencerlo día sí y día también de que se quedase los niños y no me los diese nunca a mí. Es más su propio abogado le sugirió que no hablase más con ella para no entorpecer el proceso amistoso de divorcio.

Claro sucede lo que ya he comentado, tenemos a una perturbada (encima como responsable de un tema tan serio como la protección al menor) que está impidiendo unos derechos a dos niños por tratar de conseguir ayudas estatales. Porque claro, una cosa es que me tenga tirria y la otra que para joderme la marrana a mi perjudique a los dos críos. Por otro lado… no se supone que ella en el caso ha de ser árbitro y no decantarse hacia un lado u otro de la balanza, por lo que me da que de profesional tiene lo que yo de contorsionista. Y es que, en un trabajo como el suyo mezclar lo emotivo con lo profesional es como tratar de desarmar una bomba de relojería con unos guantes de boxeo… ¿no?

Al final después de mucho hablar y aclarar lo muy trastornada que esta la personaje decidimos unir fuerzas para ayudar a los niños para que puedan acceder a todas las ayudas que les fuese posibles. De momento el jueves por la tarde, mi hermana, mi ex cuñado y yo (papeles en mano) vamos a hacerle la visita a la tal Montse y aclarar el tema una vez por todas… No os imagináis las ganas que tengo de verle la cara en cuanto nos vea llegar a los tres juntos…

Os mantendré informado.

PD: Anoche me dio por pensar (con verdaderos escalofríos) cuantas incompetencias habrá liado este personaje simplemente por culpa de no saber separar lo emotivo de lo profesional. Estoy seguro de que nosotros sólo somos uno entre un millón.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Iba a decir que me parece increible, pero no, no me lo parece. He sufrido y oido tantos casos de incompetencia o directamente dejadez que no entiendo como esas personas han conseguido su puesto.
¿No se la puede denunciar de alguna manera?, sobre todo aprovechando que tu ex cuñado parece estar de buenas (será la proximidad de las navidades).
Espero que todo vaya bien el jueves. Ya nos contarás.
Saludos
Byrnes

KAMELUCHA--MELA dijo...

Si estas en lo cierto,,,creo que eres uno ,,y en mas de un millon,,cosa que a veces,,cuando vives fuera,,piensas ,y te lo digo de verdad,,que aca no pasan,,,
te lo juro,,creia que esn España no pasan muchas cosas de las que hace mas de un par de años ,,aluzino en colores,,pa que se mas mono,,,
lo peor de todo esto,,es que los niños estan por el medio y eso duelee.duele a morir,,
un gran abrazoo,,,,

Esther Hhhh dijo...

Apuff... Menuda tia. Espero que se solucione de una puñetera vez. Y también espero que aclares algo con el sindic de Greuges. Pero sobretodo espero que puedas lograr de una vez por todas que te den las dichosas becas, apuff...

besitos

Anónimo dijo...

La que tienes liada por una incompetente,demasiado aguante estas teniendo con ella,cómo habrá gente asi,tan carroñera? eso digo yo, no se la puede denunciar por no hacer su trabajo bien? Que tengas mucha suerte el jueves, ya nos contaras, un besito,paciencia y ánimo
ion-laos

Anónimo dijo...

nen, que ya va casi una semana y no nos sacas de la incertidumbre!!!

que paso al final con la Channing y los papeles???