domingo, diciembre 31, 2006

Amanece... que no es poco.

Después del día ajetreado de ayer (por cierto con cierta manía persecutoria por mi parte tras acudir a nuestra cita) hemos amanecido con más noticias. En primer lugar el capullo ha venido a buscar la ropa y demás enseres de los niños. Me ha llamado esta mañana y me ha dicho, parco en palabras, que le preparase todo y lo dejase en la puerta de casa. Ha aparecido. Serio y sin apenas abrir la boca. Se lo ha llevado todo, incluido los regalos de Navidad que nos hizo a Miguel y a mí. Lo ha tenido que hacer en varios viajes. La otra cosa que ha sucedido es que mi hermana me ha llamado. Me ha preguntado (como ha podido) qué había pasado con los niños. Se lo he dicho. Le he pedido que espabilase, que esos niños no estaban en buenas manos y que podríamos perderlos. Que si ella quería podrían volver con nosotros. Me ha dicho que hablaría con el capullo. No se si conseguiremos arrancarle los niños de cuajo. Eva, a través de una buena amiga nos ha ofrecido una muy buena oportunidad para conseguirlo y de forma legal.

Veremos que sucede…

5 comentarios:

Amparo dijo...

Volverán. Lo importante es que él no vuelva.

foscardo dijo...

Eso espero y deseo. Creo en la justicia y sobre todo en la justicia divina.

Eduardo dijo...

Espero que acabe todo bien, sobretodo por los críos...
Yo estoy alucinando, y esto no se lo pueden evitar a los niños ni los jueces ni los organismos publicos???
yo flipo

¡MUCHO ANIMO CHICOS!
Que sepas que todos mis mejores deseos y pensamientos de esta noche van para vosotros y tus sobrinos
Un abrazote

la rateta dijo...

Hola,
Acabo de descubrir tu blog. Vaya momentos estas pasando...muy coplicado. Ojalá todo se ponga en su sitio y el perla de tu cuñado no pueda salirse con la suya.
Muchos ánimos.

vtr2 dijo...

Sólo se deciros "animo, amigos". No sé cómo puedo ayudaros, pero si se te ocurre la manera, no tienes mas que llamarme :-)

Abrazos

Mariano
PD: A lo mejor os viene bien una escapada a Mañolandia :-)