martes, julio 15, 2008

Frase de la semana: Oro Negro

-¿Tito de dónde viene el petroleo?- Me pregunta Laura.
-¿Tu de dónde crees?
- ¡Pues... de las playas!
-Andaaaa burraaa -Añade Adam. - ¡El petroleo viene de los barcos!

Conversación con mis sobrinos durante un viaje corto en coche.

9 comentarios:

KAMELUCHA--MELA dijo...

Que triste,,,que tengamos,,casi total dependencia de ese oro negro
que hace a la vez tantisimo daño...
un abrazooo...

B-Lego dijo...

Sí, y al precio que se ha puesto seguro que sale algún listo organizando baños terapéuticos en aceite de roca (petroleum) y se forra.

Aparte de eso, la fotografía invita a pasar las vacaciones de verano en casa:

Por un lado, el agua llena de mierda fósil. Por el otro, una hilera interminable de edificios de más de diez pisos hasta el horizonte, todos a pié de playa; y entre lo uno y lo otro una estrecha cinta de arena que de todos modos, además de hamacas, seguro que está cubierta de envoltorios de helado, colillas, latas, preservativos y todo lo que queráis imaginar.

¿Crísis? ¿Qué crísis?

despedida dijo...

Qué triste que piensen esto. Pero claro es lo que están hartos de ver en la tele.

Anónimo dijo...

La foto es devastadora, desde luego. Una verdadera lástima. Pero esto es como cuando tu madre te pide que limpies el polvo y como no tienes muchas ganas limpias solo lo que se ve, no limpias debajo de los adornos, libros o revistas y si te pillan dices "Uy, no me he dado ni cuenta".
Y como comenta b-lego, luego están los que tiran cosas en la playa. Las colillas les parece de lo mas normal. Total, luego vienen lo de la limpieza con las máquinas y limpian mi mierda, que para eso están ¿no?. Pa matarlos....

Byrnes

Aurora dijo...

Aissssssss, que a mi me ha hecho mucha gracia! Si es que los niños tienen cada cosa!
Mi sobrino ahora, cuando mi hermana le pega bronca, le dice que le deje tranquilo, que ella no manda. QUE MANDA ZAPATERO!. Vamos, que ZP va a venir a castigarlo porque no come...
En fin, que yo solo he visto la parte cómica y no he pensado en nada más...

B-Lego dijo...

Corría por ahí un aforismo que afirmaba "No es más limpio quien más limpia, sino el que menos ensucia".

Por desgracia, la televisión hace ya muchos años que no hay quien la mire, sale más mierda que en esta foto.

Pero no es necesario encenderla para darse cuenta de cómo están las cosas, cada vez es más evidente que hay más cantidad de gente preocupada exclusivamente por sí misma que no da un comino de consideración por los demás.

Sólo tienes que salir a la calle y coger el metro para verlo con tus propios ojos. Cosas tan evidentes como dejar salir de un vagón antes de intentar entrar - todos apelotonados delante de la puerta para ser el primero en pillar asiento pero que no pueden entrar porque los de dentro empujan hacia afuera intentando salir -, o viajar con los zapatos plantados sobre el asiento de en frente traspasándole toda la mierda de la calle que luego irá del asiento a la ropa, "de otro", claro.

El mencionar a los que se cuelan por sistema sin pagar y a los que destrozan los vagones con sprays, punzones y rotuladores al ácido me parece demasiado obvio.

En Béjar los aficionados al botellón organizan manifestaciones reclamando su derecho a emborracharse a gusto a las tantas de la madrugada y acosan e incluso apalizan a los vecinos que se atreven a protestar reclamando su derecho al descanso.

Será que los vecinos son unos fascistas que atentan contra las libertades del pueblo.

El petroleo en las playas no sólo se produce a consecuencia de accidentes como el caso Prestige. Existe la costumbre - a pesar de estar prohibido - de vacíar depósitos de carga en alta már para limpiarlos. Luego toda esa mierda acaba en las costas.

El problema es que todos somos los demás, y en esta especie de "Operación Triunfo" de la necedad, como comunidad todos acabamos volviéndonos víctimas de todos.

Cuantos más somos, más necesario es el civismo para poder convivr en paz, en cambio lo que estamos viendo es justamente lo contrario, y esto cada día más, parece convertirse en lo normal.

Mal camino.

pedrophablo dijo...

JAJAJAJA los chicos a veces son los mejores para estas cosas. Me pregunto como iría el país si estuvieran en el parlamento. Chocolatinas y videojuegos para todo el mundo!

Anónimo dijo...

b - lego estoy de acuerdo contigo. Hace un par de semanas que volví de mis vacaciones en la playa y alucinaba en colores. Había una señora mayor (que estaba en mi hotel) que siempre ponía su sombrilla muy cerca de nosotros. Bien, pues fumaba como una carretera. Un día la ví cómo entraba al agua fumando un cigarro. La observé para ver si salia del agua para tirarlo a algún lado, pero ..... no, lo tiro en el agua y siguió bañandose. Ni qué decir tiene que no volví a meterme en el agua ese día. !!! Qué ascazo tan grande, por dios ¡¡¡, ¿se puede ser mas guarra y menos cívica?. Pues de todos los que estaban con ella ni uno fue capaz de decirle algo. Si hubiese sido mi amiga se habría enterado. Claro, que yo no tengo ese tipo de amigos.
Yo también creo en la necesidad de que haya mas civismo y respeto por las cosas y por los demás. Lo creo tanto como dificil veo que ocurra.

Byrnes

pedrophablo dijo...

Foscardo, enhorabuena por tus cuentos que dedicaste. Son muy buenos, y sí dan miedo y asquito jajaja. El primero es un tanto Kafkiano. El segundo es una joyita para los amantes de la elipsis como yo y el tercero parece salido de un videojuego terrorífico. Le das al coco chico!