domingo, julio 15, 2007

Desidia.

Este fin de semana mi hermana esperaba visita de los niños. Él le prometió llevárselos el sábado. No cumplió. Mi hermana estuvo esperándolos. María la había arreglado. Le había ayudado a ponerse guapa. La peinó, la perfumó y le puso un conjunto de pantalón y blusa para que cuando viniesen sus hijos la encontrasen deslumbrante. Yo le había comprado una caja de galletas para que se fuera madre e hijos a merendar en la salita de visitas del hospital. Mi hermana estaba ilusionada, es más los niños también ya el día anterior había hablado con ellos y tenían muchas ganas de verla. Los niños no aparecieron. Mi hermana les llamó, durante varios momentos a lo largo de la tarde. No contestaban. El teléfono móvil de mi sobrina estaba apagado. Desde que se lo compramos lo tiene apagado. Sólo lo utiliza para llamar a sus tías ya que su padre se lo ordena. No puede llamar a su madre. Mucho menos a mí. A última hora de la noche consiguió hablar con mi cuñado. Fue ella quien lo hizo. Él, de mala gana le dijo que no habían ido porque estaban en la playa, eso sí le pidió por enésima vez la fotocopia de su documento de identidad. Mi hermana se negó. Él le amenazó con denunciarla. Menuda memez. ¿Cómo puede una persona denunciarte al negársele entregar su propio documento de identidad? Le dijo que hoy domingo le llevaría a los niños por la tarde. No ha cumplido. La ha castigado. No ha aparecido nadie por allí. Mi hermana se ha quedado esperando nerviosa con la caja de galletas en sobre la falda. Ha llamado a sus hijos, una , dos , tres, y una docena de veces. No le han contestado. Hace una hora me ha llamado. Se ha cansado de llamar. Nadie cogía el teléfono. Estaba muy desolada. Triste, llorando. He hablado con Paloma. Mañana ponemos en marcha el plan B. Ya estamos hasta los mismísimos de esta situación. No hay palabras que puedan definir el comportamiento inhumano de mi cuñado. Si, aun creo en la justicia. Pero sobre todo en la divina.

3 comentarios:

kmalaksoy dijo...

Paciencia y FE (mucha fe)!! Recuerda el refranero:
El que rie último rie mejor...
A todo cerdo le llega su San Martin...
Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.....
El destino está escrito y todos seremos juzgados tarde o temprano.. (uff que seria me he puesto, jajaja)...
Besitos (con permiso de Miquel)

Djabliyo dijo...

Cerdos? Alguien ha dicho cerdos? ^^ Ánimo, Meri!!!

Jon dijo...

La manipulación y el chantaje emocional por parte de tu cuñado son deporables... he aquí en estos hechos donde se conoce como son las personas. Que luego no llore.