martes, febrero 20, 2007

Y claro, luego pasa lo que pasa...

4 comentarios:

Amparo dijo...

He aquí al hijo de Chuky. Debe ser precioso engordar como una cerda durante nueve meses y luego pasar 40 dias sangrando sin parar y sin poder sentarse para dar a luz a una criaturita como esta. Qué bonitos son los niños, claro que habría que ver a los padres del zángano. ¡¡¡¡Que le echen a la Nanny!!!!!

b-lego dijo...

No, mejor que le echen a los tiburones.

Djabliyo dijo...

La niña de El Exorcista en plena posesión, al lado de éste, parece un monje zen.

foscardo dijo...

Eso es porque sus padres le deben de dar muchos caprichitos. Yo le quitaba los bistecs y las salchichitas y le daba mas verdura.