jueves, junio 19, 2008

Biblioteca mágica.

Abrió el libro, en blanco. Se concentró y paso la mano por una de las paginas. De repente ésta se llenó de letras y de imágenes. Abrió los ojos y lo que vio le gustó. Tardó todo un día en llenarlo. Allí escribió su vida, con cada uno de los detalles que en ella habitaban, hasta aquellos que apenas su mente consciente no recordaba. Cuando terminó colocó el tomo en la estantería. Junto al resto. En ellos había cuentos, largos, cortos, bonitos y feos. Cuentos encadenados e historias sorprendentes. Se acercó a la puerta. La abrió de par en par. Afuera cientos de personas, niños y mayores esperaban ansiosos poder entrar. Los invitó a entrar. Se sentó en su butaca, en el centro de la biblioteca. Abrió su bolso y sacó una rosa. La colocó en un jarrón fino de cristal tallado, frente a ella. Le gustaban mucho las rosas. El sol entraba por los grandes ventanales. Sus rayos iluminaban cada una de las mesas dándoles una aura majestuosa y a la vez cálida. Pese estar lleno de gente, leyendo ávidamente el silencio reinaba en aquel lugar.

Dedicado especialmente a HISTORIA y en honor a su Nick.

©Richard Archer


2 comentarios:

KAMELUCHA--MELA dijo...

Lindo cuento ...si señorita Historia ..jjjjj,,,se me olvida siempre Foscardo, esa radio que tienes ahi..es una maravilla siii,,
cada vez que entro clikkkk.....
graciassss...

Anónimo dijo...

A sido algo maravilloso, cuando he entrado hoy en el bolg y veo que hay una historia para mi, si para mi, no sabes la ilusion queme ha hecho, te has acordado de mi, gracias,gracias,gracias.
En cierto modo lo has adivinado, cuando era mas joven escribia en un diario mis historias, y cuando me pongo a leer,
( soy una deboradora de libros, por eso mi nick)me transporto a las historias y parece que yo sea el protagonist.
Ten por seguro que lo voy a emarcar para colgarlo en el salon o en la habitacion, porque no todos los dias em dedican un cuento.
Gracias de todo corazon, espero algun dia que nos veamos personalmente y darte un gran abrazo. Si algun dia pasas por el BERGUEDA dimelo.
Un beso
HISTORIA