miércoles, abril 11, 2007

Respondiendo a un mail de Dani.

Hola Richard!

Hola Dani ¿cómo estás? Yo muy bien.

Siento la necesidad de insistirte en que cuides el cómo publicas los mensajes cuando tocas este tema. Es muy, muy, muy delicado y siendo el blog un medio público nunca sabes quién lo estará leyendo. Dices que a "el capullo" de tu cuñado nunca se le ocurrirá meterse en Internet, ¿pero puedes decir lo mismo de SU ABOGADO? ¿la asistente social? ¿los médicos? ¿el juez que lleva el caso? ¿la EAIA?

Vamos a ver. Mi cuñado, a no ser que se dé un golpe en la cabeza con la cisterna de WC y le dé un vahído de inteligencia, dudo mucho que consiga leer este blog. Y si, por cualquier milagro mariano lo consigue, pues mucho peor para él. Te recuerdo que no estoy contando ninguna mentira, sólo narro unos hechos que están sucediendo en la actualidad en la vida de mi hermana y, de rebote y carambola, en la mía. Ocultar dichos hechos disfrazándolos con florituras y medias verdades es darle al capullo y su familia la razón. Para mí no decir la verdad, aunque sea tan cruda, es tapar un hecho que está sucediendo en estos momentos y que, por su envergadura, es mucho más que grave de lo que asemeja. Ignoro si su abogado va a meter sus narices en este blog porque mi cuñado no sabe ni que existe. Claro, es posible igual el hombre, un día aburrido en su despacho y en vez de leer el periódico On Line le dé por teclear en Google FIAT LUX al azar y entonces le aparezca el blog y echándole un vistazo acabe atando cabos y asociando ideas... Pero vuelvo a insistir, nada de lo que aquí se cuenta está inventado, aunque si reconozco que algunos nombres están claramente camuflados (y te digo que no me importaría ponerlos con sus respectivos apellidos pero para mí mi cuñado es un capullo y su hermana es La Sargento de Hierro.) Si mi delito es contar una historia verídica con pelos y señales pues que se me judgue y se me condene. Pero ni yo no soy un maltratador, ni he dejado que mis sobrinos vivan como unos guarros, ni me he despreocupado de escolarizarlos, ni de atenderles en los quehaceres cotidianaos del colegio, ni me he olvidado de acudir a las reuniones con los tutores, ni en las fiestas de navidad esolares, ni me he despreocupado de que mis sobrinos se relacionen con otros niños... ¿Qué te preocupa que la asistenta social y los del EAIA sepan de la existencia de este blog? Pues no te preocupes tanto porque ambos ya saben de su existencia, que se lo hayan leído o no eso es otra cosa. Mi abogado también lo sabe y en su día se lo comenté al Juez así como a la fiscal. Precisamente se me ha sugerido que llegado el momento pueda servir como prueba, sobre todo para llevar con detalle el día a día de toda esta rocambolesca historia. De momento ni me han castigado en las mazmorras lúgubres, ni multado, ni vilipendiado ni cualquier otra cosa chunga que acabe en ado. Vuelvo a insistir, pienso que lo que aquí se narra es una cosa que no debe ocultarse ya que, casos como el de mi hermana y que aun no han salido a la luz los hay a patadas, si lo que aquí se cuenta sirve para ayudar a alguien en la misma situación prefiero ser crucificado, lapidado y torturado antes que dar la espalda a una realidad que está a la vuelta de cualquier esquina. Insisto, mi cuñado es un maltratador. Como la copa de un pino. Él mismo me lo dijo en uno de sus momentos de chulería. A parte he visto muestras suficientes de su violencia como para no dudar de su palabra. ¿Que mi crimen es llamarlo capullo?¿Que saco la verdad a la luz? A ver quién es el guapo que tiene los suficientes cojones (u ovarios) para ser capaz de poner mis palabras en la balanza y que estas pesen más que todas las barbaridades que ha sufrido tanto mi hermana como los niños en sus propias carnes.

En el caso de la foto de tus sobrinos era el hecho de publicarla sin enmascarar sus rostros, me barrunto que ha de haber una ley que obligue a hacerlo, si no, los del "Aquí hay tomate" no lo harían. En cualquier caso, ¿por qué facilitar que sus compañeros del colegio les reconozcan y les amarguen la vida? ¿les va ayudar? No creo. De pequeño yo era popular en el colegio porque salía en los anuncios, pero eso sólo me sirvió para despertar la crítica envidiosa de los más imbéciles.

¿Y qué se supone que tengo que hacer, meterles dos tomates en los ojos? ¿Retocar sus caras a lo The Ring con el Photoshop para tener ocultarlos? Que los niños son crueles, no lo niego, pero creo que lo son más si saben que eres una estrella mediática de los que anuncian Bollicaos o Leche Pascual Pausterizada de Fácil Asimilación que por saber que un padre les hincha la cara a hostias día sí y día también. Me parece que hoy en día no hay ningún niño que envide o desee aquello que les ha sucedido o puede estar sucediendo a mis sobrinos. En cambio si pueden sentir envidia y crueldad por saber que pepito, el gafotas de la mesa de al lado, es famoso por salir como modelo en el Venta Catálogo o en televisión anunciado Cereales Extra Crujientes. Hablas de amargura… y la que han pasado ellos durante todo este tiempo mientras su padre y su familia paterna trataba de ocultar pruebas. Me consta que ellos ya han hablado del tena en el colegio y precisamente con sus compañeros y maestros. ¿Qué hay niños capullos?, por supuesto. Pero la mayoría sabesque este tema no es un asunto para la burla. Te sorprendería incluso la solidaridad que hay hoy en casos como estos. Eso sí, te pido que no me vuelvas a comparar ser famoso por ser niño anuncio que ser popular porque tu padre te muele a palos cuando le sale de los cojones. Perdona pero ese planteamiento lo encuentro demasiado frívolo.

Si yo fuera el abogado de tu cuñado utilizaría esa foto como prueba para tratar de demostrar con ella una falta de preocupación real por el bienestar de tus sobrinos; y el desprecio con que te refieres a tu cuñado y a su familia, "el capullo", etc, para demostrar una hostilidad personal, enconada y 'desproporcionada', hacia ellos. Que todo eso esté justificado o no, da lo mismo, los abogados son especialistas en hacer montañas de un grano de arena y en tergiversar las cosas cuando les conviene.

Vuelvo a lo mismo. ¿Qué mal he hecho yo? ¿Dar testimonio de una realidad? ¿Poner en evidencia a un cerdo que abusa de poder sobre una mujer y encima enferma de Parkinson? A ver. Soy hostil con mi cuñado porque ha maltratado a mi hermana, a los niños y tanto él como su familia me ha amenazado de muerte. ¿Qué eso es hostilidad personal? Manda huevos ¿Qué se supone que los tengo que reunir a todos para tomar el té de las cinco? ¿Invitarles a una paella? ¿Es desproporcionado ser hostil con alguien que quiere atentar físicamente contra tu vida? ¿Tan sólo porque he ido al colegio a ver a los niños al colegio? ¡Perdona pero te recuerdo que me he metido en un juicio! Que yo sepa los juicios no son para tratar temas banales ni asuntos cordiales. Mi lucha es por el bienestar de esos niños sacándoles de la garra de esa pandilla de salvajes.

No se trata tanto del "qué" dices sino del "como" lo dices.

Faltaría más si en mi propio blog tuviera que censurarme. Mal que le pese a más de uno, soy y me siento periodista, no tengo un diploma ni un titulo colgado en la pared de mi habitación, pero llevo en este mundillo dieciséis años. Me siento a gusto con esta profesión, lo llevo en la sangre, es vocacional una pasión. Por ende me siento en mi deber de informar, narrar, criticar o acusar cuando una situación, de cualquier índole, se sale de madre. ¿Qué mi forma de explicarlo es demasiado directa? No pretendo gustar a todo el mundo. Ni ganarme el Pullitzer. Simplemente con que la verdad salga a la luz tal y como es (sin adornos y medias tintas) me conformo y eso me vale.

¿Por qué quieres facilitarle el trabajo regalándole argumentos?

No hace falta regalarle nada al capullo ni a su familia. Ellos mismos con su ignorancia son todos unos expertos en meter la pata y descubrir su verdadero yo ante cualquiera con un mínimo de dos dedos de frente. Creo que en estos momentos tiene más problemas que solucionar sobre su "savoir fair" que yo con preocuparme con mis opiniones.

Piénsalo, y consúltalo también con Miguel, a ver qué opina él.

Creo que comparte mi opinión. Sobre todo porque también la está sufriendo.

Un abrazo!

Otro “pa” ti (y buen rollito) que sabes que te aprecio un montón . :)

7 comentarios:

xela dijo...

Hola, acabo de leer la conversión de Dani y Richard y me a sorprendido algunas cosas.

Es normal que la gente vea las cosas como creen o como se las cuentan y yo me las creo tal y como me las cuenta Richard ya que se que todo lo que dice es verdad, así que no hay que tener miedo de nada ni de quien lo pueda leer.

Respecto a las fotos de los niños yo creo que no son tan importantes las fotos como el escrito de abajo donde explica que los niños han cambiado de actitud y están mas felices, en fin podéis leerlo vosotros mismos.

Y por ultimo la frase de:
"y el desprecio con que te refieres a tu cuñado y a su familia, "el capullo",
Por favor para mi llamarle capullo aun es poco, después de todo lo que a echo a su hermana y no hablemos de los niños...

Un saludo

b-lego dijo...

¿Por qué tengo la sensación de que te lo has tomado como un ataque personal?

Hace unos 12 años que te conozco y una de las cualidades que más valoro de ti es tu espontaneidad. A veces brutal.

Pero a la gente espontánea a menudo le pierde la impulsividad. Hoy por hoy - lamentablemente -, no hay nada que yo pueda hacer por ayudar a tus sobrinos; pero sí que me preocupo por tí, y sé que ayudándote a ti, indirectamente también les ayudo a ellos.

¿Y cómo te puedo ayudar? Pues, por ejemplo, tratando de hacerte ver algunas cosas como se ven 'desde fuera'. Al menos, como se ven desde mi perspectiva (cada cual tiene la suya, por supuesto). ¿Recuerdas aquel post en el que decía que los amigos eran una especie de exo-ego que nos servían para ver las cosas con otros ojos y complementar nuestra visión del mundo? Pues es eso mismo, ni más ni menos.

No estoy diciendo que te censures, ni estoy cuestionando tu sinceridad, ni el amor que sientes por tu hermana y tus sobrinos, ni lo mal que lo estás pasando por toda esta situación; todo eso me consta.

Simplemente, creo que no has entendido mi mensaje.

Lo repito aqui, redactándolo de otra forma más concisa, y para que no te lo tomes como un ataque personal en lugar de decir lo que pienso que deberías hacer diré lo que yo haría:


1) Cubriría el rostro de mis sobrinos para proteger su identidad. Son menores.

2) No le regalaría a mi enemigo munición para que la usara disparando contra mí. Es idiota.

3) No haría nunca pública la carta personal de un amigo. Es feo.


Tu, naturalmente, puedes hacer lo que te parezca.

Me alegro de que al menos lo hayas consultado con Miguel, y sobre todo, me tranquiliza saber que cuentas con su apoyo.

Buen rollito, cuídate.

Daniel.-

foscardo dijo...

No me lo tomado como una ataque personal ni mucho menos. Como dices tu estas viendo el problema desde fuera y a veces la gravedad de una situación no es la misma cuando se está metido de pleno en el campo de batalla como cuando lo miro a traves de una conversación o desde un blog.
La situación de mi familia es muy grave. No es una pelea casual ni nada por el estilo. Ya no hay dialogo alguno y la guerra está en marcha y a toda pastilla. Te sugiero una cosa, que se que coco tienes para jugar con la situaciones... Ponte en mi lugar. Piensa que mi hermana es tu hermana y que esta está jodida en un hospital aquejada por una enfermedad degenerativa e irreversible y que un hijoputa con todas sus palabras se ha dedicado ha molerla a palos fisicos y verbales y no solo a ella, sino tambien a sus hijos. Que en estos momentos se encuentra indefensa y sola acosada por una manada de inhumanos que tratan de tapar una realidad para dejarla a ella sin hijos y mas tirada que una mierda de tres dias. Te conozco y se que reaccionarias de la misma forma que reacciono yo. Mi arma es mi palabra como diría un sabio y no los puños.

foscardo dijo...

Sobre la carta personal de una amigo, ya ahora veo como si que te lo tomas como algo personal :))), sorry pero veo que venía al huevo para publicarla y darle mas fuerza a la historia. No trato de humillarte ni ponerte en evidencia ante nadie. Tu opinion es valida y respetuosa pero me ha dado el punto de que aun no sois conscientes al cien por cien de cual es la gravedad de la situación.

No tengo miedo que mi cuñado lea esto, primero por su ignorancia supina y segundo porque ni tiene ni zorra idea ni de como limpiarse el culo asi que imagínate de hacer funcionar un ordenador.

Soy implacable con él porque él se lo ha ganado a pulso. A veces pienso que si se hubiese retractado de los maltratos igual hubiera sido menos duro. Pero no, ni eso. Tendrias que ver como estaba mi hermana cuando llego al hospital. Le faltaba poco para morirse. Como comprederas no iba a ser condescendiente con él, ya lo he sido mientras he mantenido los niños en casa pero he visto que enciam queria motarsenos en la chepa y abusar de nuestra confianza y uno es imbecil una vez pero dos no.

b-lego dijo...

Como dices tu estas viendo el problema desde fuera y a veces la gravedad de una situación no es la misma cuando se está metido de pleno en el campo de batalla como cuando lo miro a traves de una conversación o desde un blog.
La situación de mi familia es muy grave. No es una pelea casual ni nada por el estilo.


Creo que los que estamos cerca tuyo y la gente que sigue de forma regular este blog ya nos hemos dado cuenta de la gravedad del asunto. Es precisamente por eso, y porque te conocemos, que tienes nuestro apoyo y cada uno trata de ayudarte en lo que puede.

Dices que es una guerra; pues justamente es en la guerra donde has de usar tus mejores armas.

Tu tienes una confianza ciega en la justicia divina; yo más bien creo que la justicia la administran los humanos, y ahí cabe de todo...

Como decía, te conozco, eres una persona tremendamente espontánea y eso probablemente hace que nos entendamos bien como amigos, porque tu exceso de espontaneidad compensa mi exceso de reflexividad (nota: reflexividad no significa necesariamente inteligencia).

Pero esa misma espontaneidad puede ser un arma de doble filo y perjudicarte en un proceso judicial, simplemente trato de hacértelo ver, porque es mucho lo que está en juego.

También me tranquiliza saber que cuentas con el soporte de Miguel, primero, porque la mejor ayuda es contar con el apoyo de quien tienes a tu lado; pero además porque entre vosotros dos, como pareja, él es quien aporta el componente racional (que en eso es la caña) y compensa tu impulsividad. De los dos, tu aportas el componente intuitivo.

El que hayas publicado un mensaje personal mío sin consultarmelo, ...pues sí, me ha molestado, porque es del tipo de cosas que me molestan.

Pero por otro lado, te conozco desde hace tiempo y sé que al hacerlo no llevabas ninguna mala intención, simplemente has visto que mi observación te servía para argumentar una cuestión que llevaba tiempo hirviendo en tu cabeza y te has lanzado directamente a por ello.

Sólo te rogaría que la próxima vez que vacíes el orinal por la ventana, mires primero que no haya nadie pasando por la calle, o que al menos avises gritando como se hacía antiguamente:

¡AGUAAAA VAAAAAAAAAAAAA!

...me has dejado perdido de mierda.

foscardo dijo...

Juasss pos eso te pasa por no llevar paraguas. Como dices tu soy demasiado espontaneo.Te pido discupas por mi impertinencia y por no haberte consultado antes. Pero como dices tu estaba a punto de caramelo para argumentar cosas que habian quedado en el tintero.

b-lego dijo...

Es por eso que en aquella época la gente vestía sombrero de ala ancha y se cubría con capa.

Aunque hable de "exceso de" no digo que seas "demasiado" nada, ni piense que haya nada tengas que cambiar, al contrario: ¡No cambies! Eres un tío legal con un gran corazón, un poco "chonflis" quizás (como dice Martín), pero para mi es una suerte contarte entre mis amigos.

Esta situación me recuerda el cuento del gorrión tardío, que a alguno le sonará:

Había una vez un gorrión que llegando el invierno le daba pereza comenzar su migración anual hacia el sur; hasta que un día hizo tanto, tanto frío que no tuvo más remedio que partir en medio de una tormenta.

Pero al poco de empezar el viaje se le helaron las alas y cayó al suelo pràcticamente muerto en medio de un prado. En estas que pasó una vaca que pastaba distraídamente y le cagó encima cubriéndole por completo de mierda.

Protegido del viento y abrigado por el calorcito de la mierda el gorrión recuperó el conocimiento y pronto se sintío mejor. Feliz de haber salvado la vida, asómo la cabeza fuera de la tifa y empezó a cantar a pleno pulmón lleno de alegría.

Un gato que estaba subido a un árbol cercano le oyó piar, lo descubrió entre la mierda, saltó junto a él, y de un certero zarpazo lo sacó fuera y se lo comió.

Moraleja:

- No todo el que te cubre de mierda es tu enemigo.
- No todo el que te ayuda a salir de un marrón es tu amigo.
- Si estás de mierda hasta las orejas, pero feliz y contento, no se te ocurra decir ni pío.


Un abrazo.- ;)