miércoles, abril 23, 2008

Leer.

¿Qué poco original y tópico hablar de lectura precisamente "El día del Libro"? Pues sí, lo soy no lo voy a negar. ¿Y qué?

Antes leía más que ahora. Era un auténtico devorador de libros. Con el tiempo me he vuelto muy vago o bien no encuentro esa historia o momento para centrarme en la lectura. He de reconocer que leer era todo un placer para mí. Mucho más incluso que el ver una película y eso que el cine ha sido siempre mi mayor debilidad. Miguel, sin embargo es un auténtico ratón de biblioteca. Siempre va con uno o dos libros en la mano o el bolsillo. Disfruta horrores tumbándose en el sofá o en la cama y pasarse largas horas dejándose llevar por universos surgidos por la mente de numerosos autores. No le hace ascos a nada, bueno quizás a la poesía. A mí tampoco me gusta la poesía. Que se le va a hacer. Si he de leer algo prefiero el ensayo a la novela.

Nunca he tenido miedo al tamaño de los libros. Siempre he preferido leer grandes volúmenes, cuantas más paginas mejor. Aunque tampoco le hago ascos a la pequeña lectura. Mis gustos literarios sin embargo han estado algo más limitados. Disfrutaba mucho con la novela fantástica y de horror. Algún que otro libro de autor (Betsellers) también han caído en mis manos y hace poco me emperré en ponerme tras las páginas de un libro leyendo dos grandes clásicos de la ciencia ficción como “El día de los Trífidos” y “Soy leyenda” (para nada influenciado por el estreno de la cosa esa protagonizada por Will Smith). También le di una oportunidad a Lovecraft. Pero así como antes leía sin parar surcando páginas a la velocidad del rayo ahora mis ojos se pierden y gandulean entre línea y línea. Si soy una autentica vergüenza para la profesión. Pero ya se sabe:”En casa del herrero cuchara de palo”.

No lo niego encuentro muy nutritivo leer. Sobre todo para luego saber expresarnos. Ojo no me refiero que la lectura nos convierta en unos eruditos en filología o verdaderas enciclopedias andantes. Detesto a esos seres que en una fiesta suelen abrir la boca para encandilar a los allí presente como si se tratasen de poderosos hipnotistas utilizando frases perfectamente construidas y términos rocambolescos, casi imposibles y dignos de un maestro del Barroco o del arte gótico flamígero. Hay autores que les gusta revolcarse por sus palabras como los puercos lo hacen por el cieno. Muchos de ellos pierden espontaneidad y ganan en arrogancia con una facilidad pasmosa. Es incluso más acentuado que cuando uno se convierte en estrella mediática o se convierte estrella de Hollywood. Pero no me vais a negar que en el mundo de la literatura esa “virtud” se hade mucho más tangible. Y es que “Lo escrito, escrito está” y las letras son siempre sinónimo de cultura. Si, está bien saber expresarse (detesto el lenguaje que utilizan las generaciones sms) otra cosa es ser un pedante y no me negaréis que entre la fauna y flora del mundo de la literatura pululan muchos de ellos.

En casa tratamos de incitar la lectura a mis sobrinos. Ellos leen, pero les cuesta horrores. Siempre se quejan de si el libro es muy largo o del tamaño de las letras. “¿Hasta cuándo he de leer?” nos preguntan. A veces esa actitud me saca de quicio y sobre todo me induce a pensar que en vez de estar invitándoles a disfrutar de una buena lectura lo que estoy haciendo es obligándoles a leer. Y con la obligación uno no consigue disfrutar. Sino que se lo pregunten aquellos que ejercen la prostitución…

4 comentarios:

LaRambla dijo...

Hola!

Que paz se respira en este blog... me encanta como escribes.

Hoy he paseado por la rambla, estaba lleno de gente pero me he sentido bien. Me he comprado un libro de poemas de Mercé Rodoreda, he leído toda su obra y este me faltaba (más que nada porque no estaba publicado)
Me encanta esa mujer, me hubiera gustado conocerla y seguro que me habría enamorado de ella.

Gracias por tus palabras, nos vemos por aquí o por allá...

foscardo dijo...

Si, desde luego es más tranquilo que El Bolo pero yo de momento me lo paso muy bien en ambos sitios.
Hay quienme ha dicho que este blog es como una multisala de cine de arte y ensayo. Puedes leer muchos temas y participar en ellos o no.

Yo reconozco que debería leer más. Pero me he de sentir motivado. Ahora más que entrar información me da por sacarla.

Tengo curiosidad por leer algo de Alvaro Pombo. Lo encuentro un tipo muy interesante. Y muy cercano.

Anónimo dijo...

Hola, soy TESORETE no se si habras leido algún comentario mío en el blog lo que me sale del bolo, y me he puesto anonimo porque tengo prisa por seguir leyendo, otro día me registro en condiciones, acabo de conocer este sitio por un comentario tuyo en el blog de Mercedes.
ME ha encantado lo que he visto, te he añadido a mis Favoritos.
Como me queda poco tiempo para seguir conectada, voy a seguir leyendote,pues me ha encantado.

foscardo dijo...

Gracias Tesorete como a todos ya sabes que eres bienvenida a este lugar. Espero que te guste. De eso se trata y sobre todo de compartir comentarios sobre experiencias cercanas o no a las nuestras.