martes, abril 22, 2008

"Princesas" ... del reino de la muerte.

Suelo ser bastante tolerante con muchísimas cosas. Eso sí, siempre y cuando estas sean positivas o por lo menos no perjudiquen a terceras personas. Hace poco, en la web “Lo que me sale del Bolo” de Mercedes Milá apareció, en uno de sus post, un comentario denuncia por parte de un lector, acerca de unas webs que invitaban o alardeaban del tema del culto al cuerpo, pero en su vertiente más autodestructiva. Visitarlas me dejó helado, indignado y muy cabreado. En ellas se incitaba simple y llanamente al suicidio. Así, tal y como suena, a un suicidio lento disfrazado de una especie de macabra competición de belleza.

Uno de los lemas de estos blogs (a las que llaman a sus lectoras "Princesas") era “Porque la comida es como el arte. Existe sólo para mirarla…” Otro de ellos pedía respeto para aquellas que querían seguir este estilo de vida con lemas tan maligno como: “Hola Soy InCoMpReNdIdA, mi messenger es ******@******.com. ésta es una web donde no insultamos a las bulímicas ni anoréxicas si no las defendemos, no son enfermas, es un estilo de vida entiendan, gente ignorante!!!”

Ignorantes, así es como nos llamaban a quienes no “comprendíamos” o defendendíamos este tipo de atrocidades.

Son muchas las preguntas que me asaltarón en este instante. Muchas de ellas seguro que también os las hacéis muchos de vosotros cuando pensais en estos temas. ¿Cómo es posible que aun existan este tipo de panfletos en la red? Si, ya sé que es muy difícil controlar la circulación de webs o blogs como estos, es casi imposible. Pero de la misma forma que se controlan las redes de pederastia, racismo y otras lacras sociales también se podría poner freno a esta clase de abominación.

Soy consciente que la Anorexia y la bulimia son dos problemas muy graves de salud. Es la representación misma del lado oscuro de la vanidad, un cáncer mortífero tan tenaz y tan incomprendido que a veces, a simple vista puede tacharse de ridículo. Pero ¿quién tiene la culpa de su existencia? ¿Tal vez el mundo de la moda? ¿El afán por el culto al cuerpo? ¿Los falsos valores? ¿El ritmo desenfrenado de la vida? ¿La propia sociedad crítica con y llena de absurdos prejuicios? ¿La propia persona, incapaz de aprender a quererse? ¿Un poco de todo? ¿Nada de todo ello?...

Hoy he hablado del tema con mi sobrina. Le he comentado que si un día tiene problemas con la alimentación me lo comente, pero que en ningún momento se deje llevar por insensateces o absurdos consejos de aquellos que piensan que la delgadez extrema es sinónimo de belleza o salud. Le he mostrado una de las páginas. Le he explicado de qué iba. Se la ha mirado. Por encima. Se la he explicado. Curiosamente no ha tardado mucho en aburrirse con las atrocidades que allí se explicaban. No se veía representada. Tras levantarse de la silla ha dicho: “Menuda estupidez ¿no? Bueno me voy a la cocina, tengo ganas de merendar…”

De momento, tras sus palabras, no se si he de preocuparme. Tampoco es que haya visto en ella síntomas de cualquiera de estos dos males. Desde que está en casa la controlo. Come normal y no habla de dietas. Afortunadamente tampoco las necesita. Lo que para mí ya es un descanso.

9 comentarios:

b-lego dijo...

Pienso que tanto la bulimia como la anorexia sólo son un problema real que haya que considerar socialmente cuando afectan a menores de edad.

Lo que has hecho de hablar del tema con tu sobrina es muy positivo. Lo mejor que puede hacerse con este tipo de asuntos es hablarlos con los chicos con claridad y mostrarlos - a partir de cierta edad en la que ya pueden entenderlos - en toda su crudeza, sin necesidad de entrar en la exageración morbosa, por supuesto.

La respuesta de Laura es a la vez divertida y tranquilizadora.

Pero a partir de la mayoría de edad soy más partidario de permitir que cada cual escoja la manera en que prefiere suicidarse (¿...vivir su vida?) antes que entrar en la carrera desbocada de prohibir todo lo que huela a políticamente incorrecto.

Desde los 18 años en adelante cada quien es responsable de sí mismo, y si decide morirse de hambre contemplando un plato de judías, si encuentra belleza en medirse la juntura de las costillas, vivir una experiéncia religiosa fumándose la edición de Abril del 98 de las Páginas Amarillas, casarse por lo civil (poligámica o monogámicamente), por el rito Zulú o Católico-Apostólico-Romano, optar por la eutanasia, invertir su retiro en células de la abundancia, bienes inmobiliarios, o participar en O.T. , mira ...es su decisión.

No veo la necesidad de andar prohibiéndolo todo. Es más, creo que todavía es peor andar prohibiéndolo todo.

foscardo dijo...

off course!
Mi temor es precisamente que este tipo de panfleto caiga en manos poco adecuadas. Ya sabemos lo adictivas que son las modas y si llevar un pearcing o tatuarse "Amor y Odio" se ha convertido en una moda imáginate una que consista en invitarlas y hacerles bien el convertirse en papeles de fumar o refugiadas de un campo de concetración. Ya sabes que soy de los primeros en defender la pluricultura de Internet pero hay cosas que hay que tener controladas.

b-lego dijo...

La cultura del consumismo conduce a la insatisfacción permanente con uno mismo y con lo que uno tiene, es, o representa en su entorno.

La economía necesita la insatisfacción del individuo para que la máquina de fabricar dinero siga funcionando (un dinero que, por cierto, sólo tiene valor fiduciario).

La publicidad, el márquetin y los medios se encargan de alimentar constantemente ese sentimiento de insatisfacción, y crean la fantasía de que la solución está en el consumo de tal o cual producto, en lugar del deseo de superación personal.

Este sistema petará tarde o temprano, no porque sea insostenible - que lo es -, sino porque es estúpido, y la gente acabará dándose cuenta.

Aunque ...ambos hemos visto la película "Idiocracy", ¿no?

Si con "manos poco adecuadas" quieres decir menores de edad, que se supone que todavía no tienen formado el carácter ni el criterio, estoy de acuerdo.

Pero para el resto de los mortales, si uno se complace en majarse el cuerpo con chapas de Pupu-Cola, tatuarse la pinacoteca nacional en el glande o emular en vida la mómia disecada de Ramsés II, oye, adelante, es su vida.

Siempre podrán optar a una mención honorífica de los premios Darwin y entrar en la posteridad por mérito propio.

b-lego dijo...

Mmmm ...creo que en mi perorata he perdido el punto que conecta la anorexia con el consumismo; es un detalle tonto pero importante para entenderla:

Los cuerpos anoréxicos, los tatuajes de enciclopedia ilustrada, los pirsins de expositor de ferretería son fenómenos que reflejan la insatisfacción personal y el deseo de reconocimiento, o de destacar y llamar la atención sobre el resto a cualquier precio.

Un subproducto del márquetin cuando se utiliza como herramienta educativa desde los medios.

Anónimo dijo...

La anorexia es una psicosis, y como tal hay que tratarla. El paciente no ve la enfermedad, por mucho que adelgace se seguira viendo gordo, seguira sin comer y hara todo tipo de ejercicio fisico hasta la extenuacion.
Son mentirosos compulsivos, intentan engañar a todo el mundo que les rodea, siempre alardearan de "lo mucho que comen", no tienen conciencia de enfermedad.

Yo creo que como cualquier enfermedad psiquiatrica hay que ayudarles y tratarles, en centros especializados. Desgraciadamente en nuestro pais casi no existen y los que hay son de caracter privado con unos precios astronomicos.

Cuando las personas que tienes a tu alrededor te intentan controlar decidir tu futuro, que nieges tus pulsiones profesionales sentimentales, controlando todo lo que haces, (Suele ser con la mejor intencion del mundo, pero sin ningun tipo de empatia ), LA ANOREXICA lo unico que pretende con su negacion a comer es controlar lo unico que le queda SU CUERPO.

Por este motivo el inicio suele ser cuando el cuerpo no obedece a su mente y cambia de forma, en el caso de las chicas, los pechos, la menstruacion etc. En el caso de los chicos, exactamente igual.

Yo creo desde la medicina que este problema hay que tratarlo y nunca dejarlo a su libre alvedrio, pues la enfermedad mental, las neurosis y sobre todo las psicosis no dejan
ser libres a estos enfermos,para decirdir su futuro y la forma de vivirlo, independientemente de la edad que tengan. ATROPINA

foscardo dijo...

Es una lástima que no haya centros gratuitos que ayuden como se deba a luchar contra este tipo de enfermedad. Justamente en la zona de psiquiatría donde se encuentra ingresada mi hermana hay varios casos de personas con este mismo problema y compartiendo espacio con otro tipo de enfermos mentales ya sean de sintomatología grave o leve.
También me preocupa y aterra que este tipo de pagina tan nefastas llegue a manos de personas débiles o con grandes problemas de autoestima, y pese a lo que diga B-Lego, sea a la edad que sea. Son verdaderos panfletos apoyando el suicidio.

b-lego dijo...

Foscardo, ya sabes que mis afirmaciones sólo son fruto de una opinión, y como opinión se han de interpretar (aquello de que "todos tenemos al menos una, como..."). No pretendo sentar cátedra sobre nada.

"Cuando las personas que tienes a tu alrededor te intentan controlar decidir tu futuro, que nieges tus pulsiones profesionales sentimentales, controlando todo lo que haces, [...], LA ANOREXICA lo unico que pretende con su negacion a comer es controlar lo unico que le queda SU CUERPO."

Es un tema complejo, por supuesto, como todo lo que afecta a la psique humana.

Pero no deja de sorprenderme que en el origen del problema juegue, por lo que entiendo de lo que expone Atropina, un papel tan importante el deseo de unos por controlar y fiscalizar la vida de los otros (que era precisamente el punto al que me oponía en los comentarios anteriores),

...y como paradoja, de nuevo en la solución se encuentra el mismo esquema según el cual la víctima/paciente/enfermo no es capaz de decidir por sí mismo lo que le conviene y alguien ha de decidir por él:

"[...] este problema hay que tratarlo y nunca dejarlo a su libre alvedrio, pues la enfermedad mental, las neurosis y sobre todo las psicosis no dejan ser libres a estos enfermos,para decirdir su futuro y la forma de vivirlo, independientemente de la edad que tengan."

No discuto que efectívamente sea así, simplemente hago una observación sobre algo que me llama la atención.

atropina dijo...

Los profesionales de la medicina tienen el deber de poner al individuo enfermo en las mejores condiciones tanto fisicas como mentales, para que asi sea el quien tome las riendas de su futuro

Ningun enfermo psiquiatrico es libre para decidir,el no sabe que esta enfermo.

No me parece amoral tratar en contra de su voluntad a personas que tienen sus facultades mentales perturbadas

frikosal dijo...

Absolutamente impresionante, me ha dejado horrorizado. El infierno existe, pero está aquí.