jueves, abril 24, 2008

Burocracia.

Llevo unos día de aquí para allá con papeleo para arreglar del todo la situación de mi hermana. Por un lado el hospital ya ha puesto en marcha los mecanismos para la solicitud del traslado a un centro más cerca de casa y centrado exclusivamente a disminuidos físicos ya que se han dado cuenta (pero por ello no ponen remedio) de que no puede estar rodeada de enfermos psíquicos. “En seis meses nos darán respuesta “ Me dice la asistente social. “Luego hay que esperar de uno a cuatro años para que le den plaza.” “Cuatro años”, pienso. “Pero si es posible que ni viva tres”.

Otro de los papeles que ha movido el hospital es el referente a la solicitud de la Ayuda para la Dependencia. “Su hermana, tal y como está, se encuentra en grado III así que creo que no tenga problemas de conseguirlo. He hablado con su doctora para que le haga el informe pero aun no me lo ha hecho llegar.” Bueno pues, dentro de la gravedad por lo menos algo positivo…

Yo me he encargado de otras dos gestiones: la primera solicitar una revisión del grado de invalidez (desde el 2000 que mi ex cuñado no se hacía preocupado en llevarla a realizar dicha revisión) y en segundo lugar conseguir el certificado de pensiones por parte del ICAS para el hospital y que me ha costado lo suyo ya que el funcionario encargado de sacar ala copias se ha emperrado en todo momento en que quería ver el NIF físico, (la tarjeta) de mi hermana. Yo le he comentado (por activa y por pasiva) que ese documento no lo tenía, es más, nunca lo ha tenido, pero que al ser el mismo número que su carnet de residencia que además estaba constatado en la hoja de fe de vida que me había proporcionado dado el hospital, no tendría problemas de buscar los datos. Pues no el otro emperrado en ver el carnet inexistente, es más me ha sugerido que porque no va mi hermana a hacérselo. De nada le servía su pasaporte ni la hoja de autorización oficial firmada por ella. Después de una absurda y acalorada discusión he podido hablar con su jefe y lo arreglarlo directamente con él. Prueba superada.

De momento queda esperar. El principal problema es que todo va a ir muy lento, como cualquier asunto que tenga que ver con papeleo. Aunque ahora que pienso para cobrarse la declaración de hacienda si que van más rápidos que un puto rayo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin animo de compararme con la dura situación que estas viviendo, en mi caso tambien he topado con la puñetera burocracia, y es que el año pasado mis padres me cedieron parte del terreno donde esta su casa para que yo hiciese la mia. El problema fue que el notario puso la misma referencia catastral de la casa de mis padres al cacho de terreno, total que para hacienda les consta que mis padres me dieron su casa...en fin sin querer aburrirte cn el tema y para resumir en el catastro me dijeron que tardarian en solucionarlo 4 AÑOS, que estaba muyy claro que era un error pero que menos de ese tiempo nada.

Ahora me toca explicarle a hacienda el tinglado.

Bicos.
Soydemar

foscardo dijo...

Eso demuestra que está todo echo una M***** jajaja

mari carmen dijo...

Esoterismo si por favor,ese tema me apasiona y además lo he vivido muy de cerca.Antes echaba las cartas de tarot,pero ahora hace mas de 12 años que no las toco, me quede muy marcada con algo que vi en ellas y luego sucedió.
En ocasiones siento cosas(y no soy el niño del sexto sentido jejeje)

Un beso.

foscardo dijo...

Ok prometo contar mis expedientes x en el blog.

Riesgho dijo...

En este país en el que vivimos lo mejor no es traer un pan bajo el brazo cuando se nace, sino un saco de paciencia para no desesperar cuando nos toque esperar en cualquier lista o sala de espera.

Todos los meses tengo que ir al médico para contarle como voy con la medicación para la migraña y si llamo para pedir cita previa un miercoles no me dan vez hasta el martes siguiente. Menos mal que no es para nada grave, si lo fuese me moria antes de poder consultarlo. Y si estuviese trabajando no te cuento ya lo que seria intentar pedir la baja; si es que hay que pedir la cita antes de ponerse malo, jeje

Lo de tu hermana me parece una pasada, no sé como en cosas urgentes pueden tomarse las cosas con tanta calma.
Y lo del papeleo... ¡No te puedes imaginar el lío que tenemos con el fallecimiento de mi madre!.

Menos mal que para dejarte aquí un comentario no tengo que hacerlo con triple copia y certificada.

Besinos

LaRambla dijo...

Que asco el tema del papeleo, odio la burocracia.

El gobierno deberia cambiar muchas cosas, la gestión es un puto desastre... he vivido y he visto situaciones dantescas en hospitales muy bestias.
Parece mentira...

Besos

p.d. Un saludo con cariño a Riesgho

foscardo dijo...

El principal problema de la burocracia es que fale alguien de la cadena.