martes, mayo 13, 2008

Volcar la pelota.

A veces suele suceder que tienes un titulo en mente y de repente, sin pensarlo, te sale el resto del texto que lo acompaña. Es como la chispa, la idea que enciende la luz de la creatividad. Otras veces el titulo te ronda alrededor de la cabeza durante días, como si fuese un diminuto satélite y el texto no sale ni a la de tres. Ni por mucho que te esfuerces consigues adornarlo con nada o por lo menos con algo útil. El satélite en cuestión se vuelve yermo e infértil, pierde fuerza y acaba por estrellarse en la cabeza o alejarse de ella hacia el infinito.

Hacía tiempo que me rondaba un titulo para un post, que es precisamente el que aquí se muestra. Me gustaba mucho su significado. Sobre todo porque representa un imposible, algo inalcanzable, algo que por mucho que lo intentes no consigues nunca su propósito.

Nadie en este mundo pueden volcar una pelota (¡Huy!, menudo descubrimiento acabo de hacer) en cualquier caso puedes rodarla, girarla sobre sí misma, aplastarla, chutarla o desinflarla pero nunca volcarla. Es imposible.

¿Cuántas cosas imposibles podemos encontrarnos en la vida, en nuestra vida? ¿Realmente hay algo imposible para nosotros? Supongo que sí. Yo puedo nombrar unos cuantos. Por ejemplo: nunca conseguiré que me guste el futbol, que me convierta en un adicto al tabaco, mantener relaciones sexuales con una mujer (perdón a todas las féminas pero prefiero mantener con ellas otro tipo de relación pero no precisamente en ese aspecto mencionado); tampoco me apuntaría a un cursillo de submarinismo, ni mucho menos nadaría junto a tiburones, ni siquiera metido en una jaula para protegerme de ellos; no pilotaría una moto o escalaría una montaña y mucho menos practicaría paracaidismo...

Ahora, a medida que me doy escribiendo me doy cuenta que la lista que confeccionaría sería casi interminable y eso que solo he comenzado por las cuestiones más banales... ¿Significa eso qué si prosigo puedo llegar a convertirme en un ser extremadamente limitado? Creo que no. Todavía hay muchas cosas que me gusta hacer. Cosas posibles. Que me gustan y que me satisfacen y satisfacen a los demás. Algunas de esas cosas las hago mejor que otras. No estoy limitado. Menos mal. Puedo respirar tranquilo.

¿Pero qué sucede con aquellas cosas aparentemente imposibles que sí me gustaría realizar? No, no voy a tratar de volcar una pelota. No tiene sentido. Para qué. Pero si me gustaría conseguir, por ejemplo, una cura para erradicar todas las enfermedades graves (las leves que permanezcan y sean eso, simplemente leves, ya no me gustaría dejar a los médicos sin trabajo), visitar el espacio, pisar la luna u otro planeta, contactar con otra civilización (a ver si por fin salgo convencido que hay vida más allá de nuestro planeta…) tener mucho dinero, bueno por lo menos para poder hacer lo que me plazca, no tener nunca deudas y ayudar a aquellos que lo necesiten; realizar una película, ganar un Oscar, escribir muchos libros que hagan soñar o sentir algo a quien los lee; ver felices a los míos y a aquellos que lo necesitan (y que realmente quieran estarlo porque “masocas” hay para dar y repartir, sino acercaos a cualquier Centro de Asistencia Sanitaria y veréis la cantidad de abuelas con 765476748 recetas en mano y todas ellas, contando con extremada pasión, las mil y una enfermedades o fallecimientos, verídicos o imaginarios, de todos sus vecinos, familias u allegados…), me gustaría ver autopistas sin peajes, sin accidentes y sin atascos…

Y así suma y sigue…

No si ya decía: puedes hacer girar, estrujar, rodar o chutar una pelota pero nunca podrás volcarla.


10 comentarios:

Barry Gon dijo...

pos fijate, foscardito, que hoy hice algo que estaria en tu listado de cosas que no quieres hacer
como tengo currantes en casa hay que estar moviendo cosas constantemente y, claro, entre la altura del mueble, la justa, el calor que permite un mayor descuelgue y mi tendencia a no usar ropa interior bajo los pantalones de estar en casa...

...ME HE PILLADO EL ESCROTO CON EL TELEVISOR!!! QUE DOOOOLORRRRR!QUE PELLIZCOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!

porque los putos televisores de plasma seran muy planos, pero tienen una peana plana, sin patas, y pesan como un muerto ahogado en mercurio

asi que toma, pa tu lista (o tu tonta)

Anónimo dijo...

UY el submarinismo,no me extraña,con las cosas que se ven por ahi...jajja

centollita

foscardo dijo...

Arggsss adriancito que pupita!!!! A quien le manda usted mover muebles con las bolas expuestas?

Uff centolla tengo verdadero terror a lo que esconde el mar por debajo de su capa azulada. No puedo ver un libro de submarinismo. Me produce terror. Hay fobias raras y esta es una de ellas.

Djabliyo dijo...

Barry, como dirían por allí, OWWWW!!!

Nada, que me consta lo que pesa una pantalla de plasma (que te diga la Fosky cuántas le he ayudao a montar), y te acompaño en el... bueno, no lo quiero sentir en mis carnes, pero tú me entiendes, ¿a que sí?

En cuanto a Fosky, él ya sabe que La Niña y yo le guardamos una tarjeta de cumpleaños muy especial para cuando menos se lo espere: una con una foto submarina de todo el reparto de Friends tal como sus respectivas madres los trajeron al mundo ;)

foscardo dijo...

Si pesan un huevo huyyyyyyy jiijjijijiji

Por lo segundo: Guarras!!! Os Odio!!! Ni se os ocurra!!!

Anónimo dijo...

Como tienes tanto morro? anda q no te gusta a ti el submarinismo!! o eran los submarinistas??? jeje.

Besos
Soydemar

foscardo dijo...

Pero esos submarinistas estaban fuera del agua!!!! No valeee

Anónimo dijo...

Hay tantas cosas que no me atreveria a hacer que nunca me he parado a pensar cual serian, por miedo, por ignorancia o por respeto.
Aunque hay algo que no me atreveria a hacer pero una amiga mia lo ha hecho y dice que descarga adrenalina, que es tirarse de una avioneta con un profe por supuesto.
Ha de ser una pasada PERO QUE MIEDO
Algun dia tendre los ov.... para a hacerlo, creo

HISTORIA

atropina dijo...

Tirarme al profe en una avioneta a mí tambien me gustaria...
Siempre y cuando la avioneta este en el suelo y no tenga TV de plasma
jajaja

KAMELUCHA--MELA dijo...

jajajja,,lo de la piyada del plasma ufff casi que me duele a mi jajaja,,,Muy bueno lo de volcar la pelota, intentè una vez ,me puse la careta,chapaletas, pues mi marido si era submarinista le fascinaba,y era el Caribe,,claro..solamente al primer empujoncito hacia abajo...zasss,el tiròn haci arriba fue superinmediato que ruiiiidooo...uff.jamàs..jamàs volvi
Bueno y va a ser que tirarme de ahi arriba ...ni harta de vino..bieno asi no se yo,pero consciente ni de coña..
Me gustò mucho la pelota,si señor.
un abrazo.