jueves, enero 11, 2007

Revelaciones, aclaraciones posibles soluciones…

Hoy ha sido de esos días completos. De los que suceden muchísimas cosas. Vamos, un día Jack Bauer (el protagonista de la serie 24 por si no la seguís). Miguel y yo nos hemos levantado, aseado y dado de comer al gato. Algo harto normal. Cuando hemos ido a por el coche nos hemos encontrado a la vecina abogada. Nos ha sugerido que le pidiésemos a la asistenta que cuando hable un día de estos con los niños lo haga a solas, sin el padre. Hemos tomado nota y nos ha deseado suerte. Se lo hemos agradecido. Hemos ido a buscar a mi hermana al hospital. Nos llevaba esperando despierta y vestida desde las 07: 00AM Tenía ganas de ir a la Asistenta Social. Hemos llegado diez minutos antes de la cita. Hemos esperado obedientemente. En la sala de espera había más gente. Entre ellas una chica embarazada con acento ruso, una señora que no hacía más que hablar para buscar conversación con frases tipo “Hay que calor, sobre todo cuando vienes corriendo” que además se levantaba a mirar todos los carteles y octavillas que adornaban el centro cívico y otra señora que le habían desaparecido unos papeles y que se estaba cagando en todos los muertos de la persona responsable. En punto han llegado las asistentas. Nos han hecho pasar a los tres a una sala. Le he presentado a Miguel y a mi hermana (como “La Madre de los Niños”) No sé porque pero las asistentas se han sorprendido de su presencia (Igual se pensaban que no iba a parecer) Hemos hablado. Mi hermana (entre lloros y balbuceos) ha explicado su tormento en manos de mi cuñado. Las asistentas entrecerraban los ojos de dolor y tristeza por lo muy poco (pero fundamental que salía de su boca) Ha comentado que las palizas eran por motivos concretos, pero que cada vez era mas frecuentes hasta ser diarias. Le ha comentado que a los niños también les pegaba. Se ha comentado el episodio de la amenaza con el hacha. Las dos mujeres se han echado atrás como si estuvieran viendo u oyendo un serial terrorífico (nada tan lejos de la realidad). También le ha dicho que no veía a sus hijos desde Nochevieja. Solo veía a mi cuñado y a la Sargento de Hierro. Sobre la individua en cuestión se ha hablado mucho. Al mencionarla las dos han resoplado, como si estuviesen subiendo con garbanzos en los zapatos el Everest. Al parecer no somos los únicos que la sufrimos. Mi hermana les ha dicho que cuando va al hospital solo se dedica a malmeter, a criticar y a torturarla con desprecios. Les ha dicho que trata de poner a sus hijos en contra de ella y viceversa contándoles cosas tremendas de los niños. Les he pedido que si se podía hacer algo para alejarla de nosotros. Me han sugerido que hablase con el Hospital y que le prohibiesen entrar en la habitación de mi hermana. Les he puesto la día de todo lo sucedido y como este nefasto personaje ha tratado de jodernos desde que no consiguió que cediéramos a sus mandatos. Ellas han asentido como diciéndonos “Que me estas contando si nosotros también la hemos y la estamos sufriendo”. En un momento de la conversación nos han preguntamos que sugeríamos a todo esto., es decir cual eran nuestros propósitos. Le hemos dicho que deseábamos tener los niños en casa pero con ciertas condiciones legales o bien con las cosas muy claras y puntualizadas. Ellas han tomado nota, pero es curioso, hasta que no hemos mencionado la palabra abogado la cosa no ha adquirido otro tono. De la diplomacia y la tranquilidad la cosa ha pasado a la acción, es decir que no se han empezado a mover nuevas sugerencias hasta que ha aparecido la palabra mágica (por cierto de poderosa influencia). Una de ellas era negociar (y reconciliar a ambas partes) Lo de reconciliar le hemos dicho que no. Solo en caso extremo y siempre con el padre (aunque queríamos evitarlo y cambiarlo por ellas) pero nunca con el resto de su familia. Nos han sugerido que no acuda de momento la ley (salvo para firmar algún acuerdo) y hemos accedido. Nos han dicho que si después queremos pedir una orden de alejamiento se puede estudiar. Se ha hablado de la posibilidad de preguntar a testigos (tutores escolares, directora del colegio, vecinos y algún familiar) cómo ha sido la trayectoria de los niños cuando han estado a nuestro cargo. Han tomado nota. También les he dicho que el colegio iba a presentar un informe sobre el paso de los niños a la enfermería y los supuestos maltratos. También se nos ha asegurado que la Sargento de Hierro no vaya a estar presente en la negociación. Tampoco mi hermana (sobre todo para evitar represalias) solo aparecería ella en el momento de firmar el acuerdo, como madre tiene todo el derecho. Nos han comentado de que también activarían una serie de planes (los típicos “Planes B y C” de las películas y que tendrían como protagonismos a la ciega justicia y la casa de acogida) Al final hemos estado una hora y media hablando. Para nosotros se nos ha hecho una eternidad pero para nada desaprovechada. De todo ello una cosa ha quedado clara: Hemos de tener en cuenta en un cien por cien a los niños, ellos son el epicentro de todo y debemos buscar lo mejor para ellos. Miguel les ha recordado sobre la necesidad de que los niños se expresasen, que tuvieran una charla con ellas y con algún psicólogo ya que su padre se había despreocupado a llevarlos a una consulta psicológica como también se había despreocupado en llevar a mi hermana a visitar al psiquiatra. Ahora todo queda pendiente de una cita. Veremos que piensa el capullo de todo esto y que decide.

He llevado a Miguel a la facultad y luego he llevado a mi hermana al hospital, donde he recogido su ropa sucia para lavarla y he aprovechado para hablar con la enfermera sobre la prohibición de que la Sargento de Hierro pueda aproximarse a la habitación. Me ha preguntado cómo ha ido todo. Le he dicho que mejor de lo que me esperaba. Cuando le he cuestionado sobre que había que hacer para evitar que una persona visitara a mi hermana enseguida ha terminado mi frase con “¿Te refieres a su cuñada?” En un principio me ha sorprendido, en serio. La enfermera me ha dicho que aquella mujer que siempre venía con el marido de mi hermana era mala, que no le producía ninguna confianza y que un día le estuvo comiendo a ella la olla con temas personales de mi hermana. Me ha dicho que no me preocupase, que se lo iba a solicitar al Doctor y que me lo comunicaría. Me ha preguntado por los niños, sabía que yo los he tenido y que estaban bien conmigo porque mi hermana estaba tranquila cuando le hablaba de ello. Le he comentado que de momento no estaban pero que se iba arreglar lo antes posible.

Me he ido del hospital. He llegado a casa y me he ido al centro a dar una vuelta. He comido en un “guarriburger” (y me he recreado la vista con un osazo impresionante) y a las 16:00 horas me he presentado en casa de Marc, director de la revista Edición Limitada. Teníamos que ir al Corte Ingles a buscar nuestro regalo de Navidad. Un Pack con las nueve temporadas de Expediente X que tenía reservado. Cuando hemos llegado se ha producido el chasco. Estaban agotados y no solo eso, estaban descatalogados. Solo había las ediciones sueltas a precios razonables. Tampoco estaba el pack “Rocky Definitive Collection” que Marc andaba buscando. Yo me he pillado “Prision Break” (que no la habíamos visto) y “Boston Legal”. Como uno es cabezón he decidido ir al Corte Inglés de Diagonal. Allí también me conocen e igual tenían alguno. He dejado a Marc en su casa y me he ido mas rápido que un rayo. Cuando he llegado al centro comercial me ha extrañado no ver tanta gente, pensaba que habría bofetadas para caminar. He liquidado dos cuantas aplazadas y me he ido a la sección de DVD (mi templo de la avaricia, la codicia y la gula) No tenían Expediente X en su (preciooooossssso) pack único (suciossss hobbitsss), estaba agotado y descatalogado. Los tenían sueltos. Y como uno no hace ascos a nada y están de rebajas al 25% pues como que me los he llevado y de paso alguna cosilla más… Al final han caído 70 DVDs entre series como las cinco temporadas de “Las Chicas Gilmore” (si, que pasa soy gay y me gustan estas petardadas), la segunda de Lost, la cuatro de Six Feet Under (A dos metros bajo tierra) Dragones y Mazmorras, La Abeja Maya y Vicky el Vikingo completas (como os riais os meto una “yoya” que os tiemblen los orejas ¡¡placaplaca!!), alguna miniserie, y tropecientas películas que van desde obras de Jaques Torneaur, Berlanga o Fellini pasando por Martes y trece ni te cases ni te embarques, la loca historia de los tres mosqueteros hasta un fabuloso pack de Bud Spencer (ÑAM) y Terence Hill, y obras de Mario Bava, o pelis como piratas del Caribe 2, Monster House, Más Alla de la aventura del Poseidón, o la versión de la Aventura del Poseidón de Rutger Hauer y Steve Gutemberg, ah y también Flores Rotas. Bueno igual mañana pongo la lista completa y también la de pelis y juegos de tablero que he pillado en Amazon.

He ido a recoger a Miguel a la “facu” y me ha dicho que no tengo remedio. Eso yo ya lo sé. Hemos llegado a casa hemos picoteado algo y nos hemos enfrentado a dos episodios de “Prision Break”, de momento nos han gustado aunque no enganchado.

Por cierto el Doctor House ya nos cae mejor y estamos viendo más episodios. Eso sí, la estamos viendo en castellano. Y eso nos duele mucho pero por lo menos nos engancha…

2 comentarios:

xela dijo...

Sorpresa, sorpresa!!!! Soy la Alex, la cuña...
Hola guapetones, no voy a preguntar como va todo pq ya veo que la cosa esta un poco negra, la verdad es que que me a jodido leer todo le que e leído, yo me pensaba que habías acabado el año tranquilitos en casa con los niños... pero por lo poco que e leído que es muy poco para enterarme de todo, veo que no están ni con vosotros.
Bueno mañana seguiré leyendo si la faena me lo permite.
Por cierto al final fuiste de finde semana a la masía, nosotros nos nos apuntemos pq nos han subido la hipoteca y vamos con el cinturón apretado, pero jo me quede con las ganas de pasar una noche e juegos.
Bueno os tengo que dejar, hasta la próxima.
Alexandra

foscardo dijo...

Nas cuñá!!! Lastima que no subais a la montaña. Llevamos material muy bueno para jugar. Como ves la cosa esta chunga y ahora mas aun. Cuando parece que la cosa funciona va y se tuerce de nuevo. Espero que esto acaba bien y pronto.

Besotes
Miguel y richard