martes, septiembre 26, 2006

Ni perdedores ni fracasados.

Hace un tiempo vi un video muy entupido de una tiparraja llamada "Britney Spears" (que al parecer dicen que canta) donde unos fotógrafos la incordiaban cuando salía de la consulta de un veterinario (se supone que tras visitar a su perro no a ella, aunque nunca se sabe…) Bueno, no recuerdo muy bien lo que sucedía pero la "Britney" acababa superhistérica de la muerte lenta mientras gritaba: "Perdedoreeeeeesssss, perrrrrrrrrdedoresssssssssss " (losers en su lengua) como una energúmena mientras huía con su coche. La verdad es que, en ese momento, sentí mucha pena por ella, y no precisamente por el mal trago que estaba pasando. ¿Qué tenía de malo ser cámara? Es una profesión digna como otra cualquiera ¿Acaso su inframúsica o su aspecto de "pilinguis" de burdel barato es digno de elogio?
Hoy en la tele he visto un fragmento de una película americana, de esas infumables de institutos donde volvía a salir la palabra "Perdedor". He de decir que no es la primera vez que la oigo y que casualmente siempre que aparece tiene lugar en cualquier rincón de la tierra de las oportunidades, de la libertad, de la igualdad, de la luz que ilumina al mundo y tal y cual Pascual… Que me perdonen los yankes pero he de decir que cada vez que oigo sandeces del tipo " Soy o he sido el/la más popular del instituto", "Tu eres un fracasado" o palabros por el estilo siento como la vergüenza ajena invade todo mi ser. Precisamente nunca es hacia las victimas de ese improperio. Siento una mezcla de pena y desprecio hacia los imbéciles que lo sueltan. Nunca he entendido muy bien ese tipo de costumbre de luchar por ser el más popular del colegio (sea en la faceta que sea) o el presidente de la clase (con absurdas elecciones) o cientos y un mil tonterías por el estilo. A ver… ¿Qué tiene de malo ser una persona normal y corriente? ¿O ser un "fracasado"? (según su criterio) Mi santo padre, que en paz descanse, siempre me enseñó que en la vida lo más importante era ser honrado. Él lo era, os lo puedo asegurar, y nunca se dejó tentar por nada ni por nadie, a pesar de trabajar en una multinacional que era un verdadero nido de ratas. Mientras eres honrado no importa ni la victoria ni el fracaso. "Cuanto más subas más dura será la caída" me decía con su eterno acento British. "Si llegas a la cima con honradez sabrás caer siempre con dignidad y te importara una mierda ser o no un fracasado". He ahí una verdad más grande que un templo. El hecho de ser el mejor o el peor en cualquier faceta no te hace mejor o peor persona. Por cierto conocía muy bien a un miembro de un grupo musical infantil de mucho éxito en España e Hispanoamerica allá en los 80 que era un verdadero cabrón y también era un tio muy popular, incluso cuando en años más tarde y tras un accidente, perdió uno de sus brazos. Uno es como es y punto pelota. Yo nunca he sido buen estudiante, y no por ello me he sentido nunca un fracasado o un perdedor. Francamente (y hablando en plata) me importaba una puta mierda si suspendía o aprobaba, pasara lo que pasase era tan feliz como una perdiz. En mi filosofía de vida fracasar es bueno. Tropezar te enseña a ser mucho más fuerte. Te rebotas menos con la vida, en serio. Te resbala todo. Recuerdo en el colegio cuando cualquiera de mis compañeros empollones de la clase suspendía se ponían como basiliscos. Lloraban, se frustraban, suplicaban y se sentían verdaderas mierdas apestosas con pies. En resumen: No querían ser como nosotros "los perdedres". Tanto estar arriba y presumir de ello que, para una vez que caían, parecía que aquello era el fin del mundo. Bueno, en algunos casos los motivos de su frustración era precisamente que al fracasar se quedaban sin premio (como relojes, muñecas, palmaditas en la espalda, ver la tele, sin ropa nueva, sin jugar a la pelota o no tomar postre hasta que se derrita el infierno) Había madres que entraban en un estado desquiciado y en su delirio y desesperación ponían el cerebro de su retoño en remojo (cual garbanzo seco) con una mezcla a base de fósforo y vitamina C efervescente a ver si, de esta forma sus neuronas volvían a recuperar la sabiduría...
Mis padres nos lo daban todo, nunca nos pidieron agradecimientos de ningún tipo, cierto es que les hubiera gustado que mi hermana o yo hubiésemos traído buenas notas pero se conformaban tal y como éramos, buenas personas y honrados, no atolondrados y repipis como algunos niños del barrio listillos, guapos, deportistas, versados en lenguas muertas, bailarines (odiaba a las vecinitas mayorettes versadas en hacer girar las muñecas hasta angulos imposibles).
A ver… pienso que la vida, el destino o lo que puñetas maneje nuestras existencias sabe donde y cuando darnos motivación o ciertos dones, en el caso de que alguna vez en nuestra vida los necesitamos. Seamos francos, no todo el mundo tiene que triunfar en la vida o ser la envidia del populacho, ni siquiera teniendo una voz portentosa, mucha pasta o un miembro viril del tamaño de un caballo percherón. Muchas veces las exigencias de padres frustrados crea verdaderos monstruos.
Seguro que si le preguntamos a los ex niñatos yankees que han sido populares cuantos de ellos han llegado a ser algo por ser el centro de atención de una manada de compañeros, más de uno nos llevaríamos una sorpresa. ¿Es britney Spears popular por ser la más chupiguay del momento? ¿Ser como ella es lo más cool? ¿En serio? ¿De verdad alguien quiere ser como ese engendro?

7 comentarios:

SisterBoy dijo...

En los USA por lo visto (según nos cuentan las pelis y las series de T.V.)es un insulto bastante común. No sé en España nunca te dirian eso claro que siempre hemos sido un pais de perdedores, al menos hasta ahora.

foscardo dijo...

eso por lo que veo es asi... Supongo que tambien los educan de esa forma, ser los mejores en todo, destacar entre los demás, supongo que tiene mucho que ver por el tema de la competencia. el problema no es ser listo, el problema es ser cuanto mas trepa mejor y utilizar unos valeres estupidos como los canones de la belleza o de saber bailar o cantar o cualquier gilipoyada para ser el centro de atencion. Supongo que tambien tiene mucho que ver ser un pais con tan escasa historia y la inseguridad que ellos aporta. Aun son unos niños y así lo demuentran, aunque afortunadamente no todos.

SisterBoy dijo...

Foscardo la próxima entrega de la sección del Abecedario del crimen va sobre este tema precisamente.

Por cierto si triunfar es ser Britney Spear prefiero ser un mindundi antes que una GORDA ASQUEROSA CON CARA DE PIOLIN.

foscardo dijo...

juajuajua tomo nota. Yo creo que a esta tiparraja la han metido mucha mierda en la cabeza. Supongo que para ella ser la mas cool es hacer videos ortopedicos, canciones olvidadizas y ganar mucha pasta. Por que de inteligencia y sabiduría se le ve poco. Vete a saber quien esta detras de ella o cuantos trabajos extra ha hecho para llegar a donde esta. Lo mejor de todo es que su destino, cmo el de unos cuantos como su calaña esta construido de espuma y la espuma se convierte en aire con el paso del tiempo.

foscardo dijo...

Por cierto en EEUU se les llama perdedores siempre a los mas empollones, mas feos o mas gordos, nunca a los mas lerdos, mas guapos o mas ligones.

amparoland dijo...

Vista así rápido tiene un aire a Ana Obregón ¿no?

foscardo dijo...

Bueno si la obregon es tambien super cool y super triunfadora y precisamente no lo es por su cerebro (sic)